Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"No queremos animales presos"

Caballero anuncia una transformación integral de VigoZoo, que se convertirá en un espacio de educación ambiental y recuperación de especies - El proyecto supera los 100.000 euros

Zoo de Vigo. // Ricardo Grobas

El zoo de Vigo tiene los días contados. Al menos, tal y como se entendía hasta ahora. El alcalde, Abel Caballero, anunció ayer una transformación integral de las instalaciones de A Madroa. "No quiero un zoo con animales presos", defendió el regidor. El objetivo a medio plazo es que desaparezcan los animales en cautividad, "porque no puede ser que un león o un tigre estén en espacios de diez metros de diámetro". Este proceso, sin embargo, no es fácil, pues tal y como reconocía el alcalde, no hay ninguna institución que se haga cargo de las especies "y hay muchas que no pueden ser separadas de sus parejas, porque en ese caso podrían llegar a enloquecer". Uno de los aspectos clave será además la esperanza de vida de los amimales exóticos.

¿Y qué pasará con las instalaciones de A Madroa? La idea del Concello es convertirlas en un "lugar de encuentro con la naturaleza", donde se desarrollará un programa educativo ambiental, campamentos y voluntariado, entre otras iniciativas. También se busca que ese espacio se convierta además en un centro de recuperación animal.

Estas propuestas ya tienen un presupuesto asignado. El primer paso es la licitación del proyecto, que se llevará a cabo por un valor de unos 105.000 euros, aunque todavía se desconoce cuándo comenzará a ponerse en marcha esta transformación de VigoZoo. El alcalde recordó además que la ciudad olívica fue la primera urbe en prohibir taxativamente los circos que tuviesen espectáculos con animales.

El anuncio de Abel Caballero ha sido muy bien acogido desde los colectivos animalistas. La asociación Libera y la fundación Franz Weber, han saludado positivamente el proyecto y han mostrado su disposición de colaborar con el Concello para lograr ese centro de recuperación animal con programas educativos. Ponen a disposición del consistorio vigués unos grupos de trabajo compuestos por neurocientíficos, especialistas en comportamiento animal, zoólogos y veterinarios dispuestos a aportar su experiencia profesional en la transformación de estos centros de cautiverio.

De forma paralela, tanto la fundación Franz Weber como Libera, que lideraron la iniciativa para reconvertir el parque zoológico de Barcelona en un centro de conservación e investigación, consideran que la Xunta de Galicia debería implicarse en la reconversión, "ya que la proposición de un centro para recuperar animales es, sin duda, una apuesta por la conservación de la biodiversidad que supera los marcos territoriales de Vigo".

PP y Marea

El PP local, por su parte, celebra la idea pero acusa al alcalde de "plagio". "Que el zoológico sea un recurso pedagógico ya lo propusimos nosotros en agosto, pero no nos importa que nos copie. Lo que nos parece increíble es que ahora diga que las condiciones de cautiverio representan una crueldad absoluta. ¡Pero si el titular del zoológico es el Ayuntamiento! Nos parece bien que se lleve a cabo esta transformación, pero no se le puede tomar el pelo a los ciudadanos", afirmó el portavoz popular, Alfonso Marnotes.

Marea de Vigo también propuso hace unos meses un cambio radical en el zoológico vigués para "garantizar el bienestar animal" y que la ciudad sea "territorio antitaurino", "libre de caza" , además de que se permita viajar a las mascotas en el transporte público. El objetivo, enfatizaba, es que Vigo sea una ciudad que facilite el día a día a las persona con mascota.

Compartir el artículo

stats