Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aena licita la torre remota de Peinador: así será su construcción

Abarca un área de 1.200 m2 y se sitúa en el aparcamiento en desuso al norte de la terminal

El centro virtual estará dotado de pantallas de alta resolución. En la imagen, la torre de London City.

El centro virtual estará dotado de pantallas de alta resolución. En la imagen, la torre de London City.

El aeropuerto de Peinador da un paso más para situarse en la vanguardia de la navegación aérea del país y dotarse de una torre remota para controlar el tráfico. Aena acaba de licitar el contrato de adecuación de las dependencias para la torre, que se alojarán en el edificio P3, el antiguo aparcamiento en desuso situado al norte de la terminal. En total, señalan desde el operador aeroportuario, los trabajos, que se lanzan con un presupuesto de 2,66 millones de euros, cubrirán un área de unos 1.200 metros cuadrados (m2) situada en el extremo sur de la planta baja. El bloque no sufrirá una modificación relevante ni a nivel estructural ni tampoco arquitectónico. La intervención se centrará en la distribución de la planta y revestirá el cierre actual, dotándolo de una nueva "piel".

El objetivo de la obra es habilitar una multisala de control remoto, con estancias anexas, para que albergue los controles de la actual torre del aeropuerto. Aena prevé además suministrar nuevo mobiliario para equipar la sala polivalente, despachos, oficinas, vestuarios, aseos y sala de descanso; así como adaptar los cuadros eléctricos. Las nuevas instalaciones dispondrán de 20 plazas de aparcamiento.

El proyecto durará en total algo más de un año y medio, 19 meses. De ellos, los primeros siete se dedicarán a los trabajos de construcción, que se desarrollarán en cuatro fases. La primera se centrará en la adecuación y preparación del edificio, que se impermeabilizará, asfaltará, dotará de canalizaciones, modificarán los tabiques... Ya en una segunda fase se procerá al aislamiento del forjado de la planta uno, incluida también la rampa sur de subida. La tercera será la etapa más larga, ya que comprende las labores de demolición y adaptación de la planta cero, la climatización, el cerramiento exterior, los aseos, electrificación, alumbrado, cuadros generales, pintura, acabados... La última fase comprende las labores de urbanización de la zona.

Los restantes 12 meses del proyecto se dedicarán a la transición del servicio, que se acometerá una vez hayan concluido las obras. Como parte de esa etapa de los trabajos se contempla el mantenimiento de las nuevas instalaciones.

La nueva dotación recibirá en total una inversión de 5,8 millones de euros, sin IVA. Además de los 2,8 millones que se destinarán a habilitar el Centro de Control de Torres de Vigo, se prevé otra partida de 1,5 millones para el desarrollo de la propia torre remota de Peinador. Una vez disponga de la instalación, el aeródromo se convertirá en uno de los pioneros en España junto con la terminal de Menorca.

Compartir el artículo

stats