El ritmo de humanizaciones en toda la ciudad continúa sin pausa. Un día después de la mejora de la calle Mantelas, el Concello inauguró ayer un nuevo tramo reformado de García Barbón, concretamente, entre Serafín Avendaño y Rosalía de Castro, en el margen impar. La actuación supuso una inversión de más de medio millón de euros. Se instalaron a lo largo de 150 metros aceras de granito, se renovaron las tuberías de abastecimiento de agua, saneamiento y pluviales. También se colocaron seis nuevas farolas con luces led "de gran intensidad", un sistema nuevo de riego para los árboles (de los que se repusieron ya algunos ejemplares deteriorados), así como seis jardineras, cinco bancos y también papeleras.

La nueva humanización de García Barbón, entre Serafín Avendaño y Rosalía de Castro, completa los trabajos que el Concello ha ido acometiendo a lo largo de los últimos años en uno de los principales viales del casco urbano. El año pasado el Ayuntamiento finalizaba las obras de reforma en la calle Canceleiro, una de las transversales a la avenida, que se acometieron con un presupuesto de 250.000 euros.

El objetivo del Ayuntamiento es humanizar la totalidad de García Barbón, hasta Sanjurjo Badía. Sin embargo, Patrimonio no da autorización para actuar en el ámbito de la rotonda de Isaac Peral al considerar injustificado el traslado del monumento a García Barbón, un elemento que cuenta con la protección integral del Plan Xeral de Ordenación Municipal.

Según explicó el alcalde, el Ayuntamiento ya realizó las correspondientes catas arqueológicas, sin encontrar nada reseñable, por lo que no entiende que la Xunta decida frenar la humanización debido al conjunto escultórico de la rotonda de Isaac Peral, que el Concello quiere reubicar para situar allí la estatua de los rederos, que continúa de momento en Gran Vía.

Caballero, molesto con el veto del gobierno gallego, avanzó que enviará una carta "a las miles de personas" que viven en esa zona informándoles que la administración autonómica no permite humanizar esa calle. "Otra vez la Xunta en su proceso de obstaculización", lamentó el alcalde.

Desde la Dirección Xeral de Patrimonio defienden que esa intervención "sería ir en contra de las propias decisiones del Concello de Vigo, que fue el que propuso la protección integral de ese monumento, algo que el alcalde pretende ahora incumplir". La Xunta defiende que "siempre" se le han dado facilidades al Ayuntamiento respecto a las actuaciones que se ajustan a la normativa patrimonial y que nunca se ha opuesto a ninguna intervención que esté "debidamente justificada y en el marco de la ley.

Empleo

Por otro lado, la Junta de Gobierno Local celebrada ayer aprobó el expediente de contratación de los servicios de asesoramiento a pymes y emprendedores, que están financiados por el Fondo Europeo Regional. Se trata de un programa dotado con 500.000 euros que busca la inclusión social a través del apoyo a pequeñas y medianas empresas y a emprendedores, promoviendo y orientando nuevos proyectos para crear actividad.

Según apuntó el alcalde, hasta ahora, el Ayuntamiento ha asesorado ya a 515 personas, el 56% de ellas mujeres. Además, un 41% son usuarios con estudios superiores y el 56% desempleados. Este programa ha apoyado ya un total de 421 proyectos empresariales de diferentes ámbitos.