Abel Caballero inauguró ayer la humanización de la calle Mantelas, una calle ya "recuperada y propuesta en la forma de entender las ciudades del siglo XXI". La actuación se extiende a lo largo de trescientos metros, renovando íntegramente las tuberías de abastecimiento, las de saneamiento, de pluviales y de fecales.

El Concello sustituyó también toda la red de telecomunicaciones para introducir el cableado bajo tierra, aunque la compañía eléctrica todavía no hizo uso de ella. Caballero instó a la empresa a "acelerar y sacar los cables aéreos de las calles poniéndolos en las canalizaciones bajo tierra que están a su disposición gratis".

Además, la calle Mantelas dispone ya de quince nuevos faros de alumbrado público de bajo consumo, bancos y nueva señalización tanto horizontal como vertical.