Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un menor hospitalizado al consumir con amigos alcohol y medicamentos que hallaron en la calle

La Policía localizó a otros 11 chavales que ingirieron la mezcla -Los agentes recuperaron casi 140 cajas de fármacos, entre ellos opiáceos y vasodilatadores, junto a un contenedor en la plaza de Eugenio Fadrique

La Policía recuperó decenas de cajas de medicamentos junto a un contenedor de Eugenio Fadrique. // J.L.

La Policía recuperó decenas de cajas de medicamentos junto a un contenedor de Eugenio Fadrique. // J.L.

El hallazgo por parte de sanitarios del 061 de un menor tirado en la calle en la avenida de Florida de Vigo, en parada cardiorrespiratoria, fue el suceso que dio lugar a un operativo policial que permitió la localización de 12 jóvenes, 11 de ellos menores de entre 14 y 17 años de edad, que mezclaron alcohol con medicamentos que, según manifestó uno de ellos, hallaron tirados al lado de un contenedor en la plaza de Eugenio Fadrique. Los agentes recuperaron allí casi 140 cajas de fármacos entre los que había, informan, derivados de opiáceos, vasodilatadores y anticoagulantes. La comisaría destacaba ayer que, con el dispositivo puesto en marcha, se evitó "un fin de noche trágico" para los chavales ya que, según les expuso el personal médico, la mezcla que habían realizado podría ser "fatal".

La alerta en la comisaría viguesa se recibía minutos después de las 03.00 horas de la madrugada del domingo al lunes. Un responsable sanitario telefoneó a la sala del 091 para informar que en el Servicio de Urgencias acababa de ingresar un menor "en estado comatoso", según la nota policial, por la ingesta de medicamentos hallados en la vía pública. Una dotación fue al hospital y averiguaron que fue una ambulancia del 061, según confirmó el personal de la misma, la que había encontrado en Florida al chico en la calle y "en parada cardiorrespiratoria". Los sanitarios, agregan las fuentes oficiales, lograron salvar su vida "por escaso margen de tiempo".

La Policía, al sospechar que el joven seguramente no habría consumido los fármacos solo, preguntaron al personal del hospital si podrían hablar con él "aún estando sedado", para averiguar si había más menores afectados. Los médicos lo permitieron, aunque avisando que las respuestas del chico podían ser "inconexas e incoherentes". Tras obtener el nombre de varios amigos y, con el permiso de la familia, consultar la agenda del teléfono móvil del chico, contactaron con con uno de ellos, que les confirmó que horas antes habían ingerido la mezcla de alcohol y pastillas. Los agentes establecieron un dispositivo para localizar a todos los que lo habían hecho, utilizando también redes sociales que varios de ellos compartían, y, finalmente, fueron localizados 11 menores y un mayor de edad. También contactaron con otros dos chicos que estaban en el grupo pero que no consumieron nada.

Las 140 cajas de medicamentos recuperadas por la Policía las llevaron al hospital para que el personal de Toxicología pudiera determinar el tipo de tratamiento necesario. Junto al chico que ingresó en Povisa, que ayer ya estaba en planta, otro joven fue atendido esa madrugada en Urgencias del Álvaro Cunqueiro, recibiendo el alta al comprobar que su estado era bueno. No trascendió si más jóvenes fueron a otros centros. Varios chicos son naturales de Vigo y otros originarios de Bolivia, Paraguay, Uruguay o Argentina.

Los fármacos: Adolonta, Dolac, Propranolol, Valdispert o Flatoril

¿Qué medicamentos se hallaron en plena calle en Vigo? Treinta envases eran de Adolonta, analgésico del grupo de los opioides indicado para el dolor. Había varias cajas de Valdispert, del grupo de los hipnóticos y sedantes indicado para el alivio de la tensión nerviosa leve o trastornos de sueño. También Propranolol, para hipertensión y dolencias cardíacas; Dolac y asimismo más de 40 cajas de Flatoril, para alteraciones gastrointestinales. Y junto a otros fármacos, se encontraron además anticonceptivos.

Fuentes policiales señalaban ayer que, en principio, su investigación no se encaminaría a averiguar quién dejó allí esos medicamentos, cuya venta está "autorizada" en España. Pese al alto número de cajas, no descartaban que pudiesen proceder de un particular. Otras fuentes afirman que son fármacos de uso común y recuerdan, ante el suceso ocurrido, la importancia de dejar los medicamentos sobrantes o caducados en los puntos SIGRE de las farmacias. La Consellería de Sanidade indicó por su parte que "en cuanto" la Policía Nacional se lo comunicase, "nosotros colaboraremos con todos los medios en la investigación".

Compartir el artículo

stats