Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El motor vigués pide ayudas para afrontar la transformación digital en las empresas

Busca fórmulas "público-privadas" porque la industria 4.0 requiere "inversiones fuertes y el retorno es lento" - Bueno: "El profundo cambio que vivimos exige una rápida adaptación"

Foto de familia de los directivos de "auto" que participaron ayer en la jornada sobre el "Vehículo del futuro" en el Pazo de San Roque. // FdV

Foto de familia de los directivos de "auto" que participaron ayer en la jornada sobre el "Vehículo del futuro" en el Pazo de San Roque. // FdV

La automoción viguesa lanzó ayer un mensaje a las administraciones en busca de nuevas vías de financiación para no naufragar en su adaptación a la industria 4.0. Aprovechando un nuevo encuentro en el Pazo de San Roque para analizar "el vehículo del futuro" en el que participaron directivos de 75 empresas, entre ellas PSA, el sector coincidió en que es necesario buscar "fórmulas público-privadas" para impulsar la transformación digital de las compañías, sobre todo las pymes, ya que la "industria 4.0 exige fuertes inversiones y el retorno es lento". El propio director de PSA-Vigo, Ignacio Bueno, reconoció que el motor vive "un momento de profunda transformación" que exige "una rápida adaptación de nuestras fábricas para dar respuesta a las nuevas fórmulas de movilidad".

La de ayer fue la última de una serie de tres cumbres de la automoción organizadas por el clúster (Ceaga) en las que se abordaron los retos de esta industria con el objetivo de elaborar una hoja de ruta que guíe a los proveedores (fabricantes de componentes, auxiliares e ingenierías) en la transformación digital. Participaron más de un centenar de directivos que abordaron el futuro de la cadena de valor del automóvil ante los nuevos escenarios de movilidad. Bueno, de PSA, explicó que "con agilidad, flexibilidad y máxima eficiencia, debemos dar respuesta a las expectativas de nuestros clientes, que esperan productos muy avanzados para satisfacer sus necesidades en un mundo digitalizado y comprometido con el respeto al medio ambiente.

"Políticas de apoyo"

Ceaga también admitió que será fundamental dotar a los trabajadores de "habilidades actualizadas" y "adaptadas a las nuevas necesidades". E hizo hincapié en que será necesario buscar fórmulas "público-privadas" para impulsar el avance de la transformación digital ya que la industria 4.0 exige "inversiones fuertes y el retorno es lento". "La clave está", remarca Ceaga, "en promover fuertes políticas de apoyo a la transformación de la industria de la automoción de Galicia".

"El sector debe partir de la experiencia de todos estos años de cooperación y potenciar sus fortalezas fundamentales: una visión sectorial compartida basada en una fuerte cultura de colaboración; una cadena de valor formada por un tejido de proveedores muy competitivos y el aprendizaje obtenido en el despliegue del Lean Manufacturing, realizado en los últimos diez años, así como el peso específico del sector de automoción en la región, que cuenta con el apoyo de la administración", concluye.

Compartir el artículo

stats