Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El comercio de Vigo ya surfea de lleno en la ola del Black Friday

Asociaciones piden una regulación del periodo de rebajas ante estas campañas

Las tiendas de la céntrica calle de Urzáiz se han adelantado a la llegada del Black Friday. // José Lores

Las tiendas de la céntrica calle de Urzáiz se han adelantado a la llegada del Black Friday. // José Lores

El Black Friday -que se organiza el último viernes de noviembre con rebajas en multitud de productos- es para el comercio local de Vigo una fecha marcada en rojo. Desde hace cinco años, se han visto obligados a subirse a una ola generada por las grandes superficies, capaces de surfearla sin perder el equilibrio, habilidad que no está al alcance de las pequeñas tiendas. El presidente de la Federación de Comerciantes de Vigo, Víctor Fernández, asegura que es una moda que está "fastidiando" a los negocios a pie de calle, que, forzados, cogen "el testigo de las grandes firmas". "Empezó como una broma y nos está haciendo un agujero. Frena las ventas de noviembre y desacelera las de diciembre. En esa jornada, la gente aprovecha y hace sus compras, de qué vale que vendas una barbaridad en dos días si después ya no vas a vender nada", explica antes de lamentar que, con este tipo de acciones, el gremio ha acostumbrado a los consumidores a "descuentos y precios de pérdidas". "Ya hemos pedido varias veces a la Xunta de Galicia que vuelva a regular las rebajas, que no haya barra libre", añade.

Estos argumentos son similares a los que expone la gerente de la Asociación de Comerciantes de Traviesas, Chus Sánchez, que confirma el seguimiento del Black Friday por una parte importante de las tiendas de la zona; algunas incluso comenzaron la campaña el pasado lunes. "Se vende, sí, pero con descuentos; y puede que en Navidad se venda menos. No veo que sea muy positivo, hay que hacerlo porque las grandes superficies lo hacen, pero al comercio tradicional le interesaría más vender en Navidad. Lo ideal sería que los periodos de rebajas fuesen los mismos que antes, ya que este tipo de fechas solo benefician las operaciones por Internet y a las grandes superficies", apostilla.

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Comerciantes del Calvario, Encarna Álvarez, desvela que, este año, hay "bastantes más" comercios de esta parroquia dispuestos a ofrecer descuentos en el viernes negro. "Lo asumimos, no nos queda más remedio. No estamos contentos de tener esta situación continua de rebajas, pero nos vemos obligados a entrar en este sistema porque los grandes están", señala, a la vez que confiesa su voluntad de que los periodos de ofertas "fuesen como antes". Lo mismo opina el presidente de la Asociación de Comerciantes de Torrecedeira, Carlos Fernández. "Es un tren al que no nos queda otra que subirnos, pero solo beneficia a Internet y a los grandes. Queremos que se respeten las fechas estipuladas de las rebajas y no nos obliguen a vender un mes antes productos a los que les podemos sacar más lucro", concreta.

Inicio de las ventas navideñas

El presidente de la Asociación de Comerciantes de Zona Náutico, Rubén Pérez, afirma que "el 100% de los comercios, e incluso la hostelería, se suman a esta tendencia", aunque desconoce "si por voluntad propia u obligados por esta campaña tan agresiva y con tan buenos resultados que empezó en las grandes superficies de Estados Unidos". "Vemos esta fecha como el punto de arranque de la campaña de Navidad. Está muy bien aceptada por el público y realmente dinamiza y provoca que la gente active el chip de las fiestas, de los regalos, de salir, de ver y de comprar", asevera. Susana Fernández, del departamento comercial de la Asociación de Comerciantes Centro Príncipe, destaca que el Black Friday ayuda a continuar la época de adquisiciones de final de año e inicio del siguiente, que ya se extiende "desde comienzos de noviembre hasta las rebajas del mes de enero".

Compartir el artículo

stats