Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rubén Pérez - Director Regional Oeste en Bosch Rexroth

"La fusión PSA-Fiat es una gran oportunidad para los proveedores gallegos"

"Existe una gran resistencia al cambio, pero la automatización debe adaptarse a las personas y facilitarles el trabajo, no a la inversa"

"La fusión PSA-Fiat es una gran oportunidad para los proveedores gallegos"

Rubén Pérez está a los mandos en Vigo de la filial Rexroth de la mayor multinacional de componentes del automóvil del mundo y cabeza tractora en la nueva industria 4.0: el grupo alemán Robert Bosch. En el patronato de Ceaga desde 2017, Pérez analiza la intensa transformación que está sufriendo el sector de las cuatro ruedas en Galicia por una automatización que, opina, debe facilitar el trabajo a las personas "y no a la inversa".

- Formar parte de un gigante como Robert Bosch... ¿Eso ayuda o complica las cosas?

-Formar parte de un gran grupo siempre es una ventaja. Nos aporta estabilidad y un enorme know-how. Nos avala una gran experiencia industrial.

- ¿Lo dudó cuando Ceaga le propuso sumarse al patronato de la fundación?

-No lo dudé porque conocía la trayectoria de Ceaga y sus logros. Cuando entré a formar parte del patronato, en marzo de 2017, asumimos un reto apasionante, que era ser la cabeza visible de un clúster con muchos años de historia. Nos avalaban dos décadas promoviendo proyectos cooperativos que habían ayudado a impulsar la competitividad de este sector en Galicia, en términos de formación, excelencia industrial, internacionalización o logística. En estos más de dos años, hemos seguido evolucionando y nos hemos adaptado a los grandes cambios que demanda la industria. En su momento fuimos punteros en la implantación del Lean y ahora nuestro objetivo es serlo en la nueva industria 4.0.

- Su empresa se encarga precisamente de proyectos de automatización industrial. Con la industria 4.0 estarán a tope de trabajo.

-La industria 4.0 es un reto para nosotros, sin duda. La apuesta de las empresas por la automatización industrial, por la fábrica del futuro, es una oportunidad que no podemos dejar escapar. Para ello nos hemos preparado y tenemos una gran gama de producto orientada a ello, desde sistemas de captura de datos en planta, hasta el análisis de los mismos convirtiéndolos en información útil para la toma de decisiones.

- ¿Son conscientes las empresas de la transformación en marcha?

-La industria 4.0 representa una auténtica revolución para el sector y, sobre todo, una gran oportunidad que nos permitirá crecer, tener unas empresas más automatizadas, con fábricas más inteligentes, pero también más sostenibles y eficientes energéticamente. Conscientes de este reto, desde Ceaga estamos liderando un DIH [Digital Innovation Hub] para acelerar la transformación digital. No lo haremos solos, sino apoyados por la Xunta y acompañados de otros sectores punteros como el alimentario, el naval y el TIC. El objetivo es unirnos para hacer frente a la revolución digital y conseguir una industria moderna, eficaz y competitiva.

- ¿Cree que la automatización elimina puestos de trabajo? ¿O solo los transforma?

-La estructura organizativa de las empresas todavía no está preparada para hacer frente a la nueva industria 4.0. Existen dificultades para encajar los puestos TIC. Además, existe una gran resistencia al cambio por miedo a la eliminación de los puestos de trabajo, pero la automatización debe adaptarse a las personas y facilitarles el trabajo, no a la inversa. No podemos olvidarnos de las nuevas start-ups de vertiente 4.0 que han nacido en Galicia, en el seno de la Business Factory Auto, y que prevén crear 252 empleos a cierre de año y cerca de 360 en 2020. Son trabajos generados por las nuevas tecnologías.

- ¿Ve preparado el sector en Galicia para ese salto?

-El sector lleva tiempo preparándose para esta revolución industrial. Las empresas parten de una buena base, que radica en todo el trabajo logrado en los años de implantación de la cultura Lean. Esto, sin duda, constituye una palanca de ayuda, pero todavía hay mucho camino por recorrer. No podemos bajar la guardia. El reto es la excelencia y la batalla por la excelencia no se gana nunca.

- ¿Cree que las empresas del auto, en general, están compitiendo bien con las de países 'low-cost'?

-Totalmente. Creo que en Galicia tenemos una industria de automoción muy competitiva. Tenemos uno de los principales fabricantes, un centro tecnológico de referencia y más de 130 empresas de componentes y de la industria auxiliar, que pueden aportar el 70% del valor de un vehículo. Todo cohesionado bajo el paraguas de un clúster de referencia en Europa. Somos un sector que colabora y que apuesta por la innovación abierta. Todo esto, unido al apoyo de las administraciones, nos convierte en un buen competidor.

- ¿Qué repercusiones cree que puede tener la fusión entre PSA y Fiat Chrysler Automobiles (FCA) en Galicia?

-Desde el punto de vista particular de Rexroth, al ser una empresa global, no nos afecta ya que actualmente trabajamos con ambos a nivel mundial, pero sin duda desde un punto de vista local es una gran oportunidad para las empresas gallegas de componentes que podrían optar a nuevos proyectos del grupo automovilístico.

Compartir el artículo

stats