Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La falta de personal también golpea a la salud mental con 3 psicólogos clínicos por cada 100.000 habitantes

El Colexio de Psicoloxía de Galicia alerta de listas de espera que van hasta junio de 2020 - La cifra varió ligeramente en 15 años

"Lo más difícil de tener una enfermedad mental es que todo el mundo espera que te comportes como si no la tuvieras". Esta afirmación es una de las frases con las que el Joker, el personaje principal de la película de moda de las carteleras nacionales, define la situación actual que deben soportar las personas que conviven con una patología que causa la discapacidad de más de 60.000 ciudadanos en Galicia, según datos de la Federación de Asociacións de Familiares e Persoas con Enfermidade Mental de Galicia (FEAFES Galicia). A pesar de su creciente normalización en la sociedad, que comienza a rechazar la hiriente metáfora entre estos trastornos y la locura, todavía son una de las cenicientas de la sanidad pública. Los datos de psicólogos clínicos en el área sanitaria de Vigo radiografían un panorama preocupante: 17 profesionales para 564.817 personas -dos de ellos, para los 75.000 menores de 16 años que la componen-. Una media de 3 por cada 100.000 habitantes, muy por debajo del promedio europeo, que se sitúa en 18, y lejos de los 35 -para todo el área- recomendados en 1997 por la comisión asesora de salud mental de la Consellería de Sanidade. Galicia no se libra de esta carencia: es la comunidad autónoma con la peor ratio de psicólogos clínicos por habitante a nivel nacional, tan solo superada por Ceuta: 3 por cada 100.000 individuos; pero tampoco España, donde la cifra asciende a 5.

La falta de recursos humanos en este sector sanitario es una de las reivindicaciones constantes del Colexio Oficial de Psicoloxía de Galicia. El presidente de la sección de Psicoloxía e Saúde de la entidad, José Eduardo Rodríguez Otero, denuncia "grandes carencias" en la Estrutura Organizativa de Xestión Integrada (EOXI) de Vigo y pone el foco en las listas de espera. "Si pides una cita ahora mismo, te la dan en junio de 2020, ya seas mayor o menor de edad. Si el pediatra considera que debes pasar un test para detectar alguna anomalía, hablamos de 2021", lamenta. Apoya esta reflexión con otro dato más: "En todo el Hospital Álvaro Cunqueiro, hay una sola psicóloga clínica que, además de atender a los pacientes, debe hacer entrevistas previas a las personas que se van a someter a una cirugía bariátrica. La lista de espera para hacer esta evaluación psicológica está en 2021, ya no te digo la cirugía", apostilla.

Como ejemplo significativo de esta escasez de medios, recuerda que, tras la explosión pirotécnica de Tui registrada en mayo de 2018, los afectados demandaron ayuda terapéutica en el lugar y se les ofrecieron citas "para ocho o nueve meses más tarde", y "en Vigo". "Gente que se había quedado sin nada tenía que esperar casi un año para ser atendida psicológicamente", explica. "Finalmente, consiguieron que una psicóloga del Hospital Meixoeiro se trasladase durante unos días al centro de salud de la localidad, dejando sin atender a los pacientes de Vigo, entre los que había gente mayor", añade con tono de preocupación.

En los últimos 15 años, la plantilla de psicólogos clínicos de Vigo tan solo sumó "uno o dos" profesionales, sostiene Rodríguez Otero, por lo que no duda en calificar la situación de "terrible". "La sociedad demanda cada vez más servicios sanitarios y el personal es el mismo, esto se traduce en listas de espera más largas", recalca, a la vez que señala la "apuesta teórica" que se hace por la salud mental. "Los políticos reflejan su preocupación y sensibilidad, pero no hay medidas efectivas ni incremento de plazas ni recursos; no hay una apuesta decisiva", anota.

Haz click para ampliar el gráfico

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats