Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El control de las cámaras que vigilan de noche los juzgados de Vigo se centraliza en A Coruña

El TSXG ultima el informe para esclarecer qué falló con la alarma -El sindicato policial SUP aboga por blindar el edificio para evitar asaltos: una verja en la puerta y barrotes en las ventanas

Estado en que quedó el juzgado asaltado el sábado. // @VickyRosell/Twitter

Estado en que quedó el juzgado asaltado el sábado. // @VickyRosell/Twitter

La incursión del vigués de 37 años que campó a sus anchas de madrugada por los juzgados de Vigo y arrasó la sala de violencia de género tras reventar con una piedra la cristalera de la entrada ha vuelto a evidenciar los problemas de seguridad en los edificios judiciales de la calle Lalín. Lo cierto es que por la noche no hay vigilancia presencial en estos inmuebles. El control se hace a 160 kilómetros de distancia, en la sede Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) de A Coruña, donde está la central de la Unidade de Vixiancia de Edificios Xudiciais (UVEX). Allí es donde se monitorizan las cámaras de seguridad y donde debería haberse activado la alarma. ¿Saltó o no? Y si saltó, ¿hubo algún problema técnico o humano? La cuestión centra un informe que prepara el TSXG. Porque lo cierto, al menos según la información oficial facilitada, es que las patrullas policiales no se movilizaron hasta que el propio intruso llamó por teléfono al 091. Y ya llevaba en el edificio unos 20 minutos. Otras veces en que la alarma se activó por falsas alertas como tormentas o algún funcionario que fue a trabajar en fin de semana los agentes llegaron allí en apenas cinco minutos.

Habrá que esperar a ese informe. Pero la brecha de seguridad ya ha ha puesto demandas sobre la mesa. El juez decano Germán Serrano y el sindicato policial SUP ven complicado que de noche haya seguridad privada o policías nacionales/guardias civiles en los edificios como sí ocurre de día. Apuestan por intensificar la seguridad pasiva. El decano ve preciso "reforzar" la puerta de acceso de cristales del nuevo edificio -la entrada del viejo ya tiene barrotes-. Víctor Vasco, del Sindicato Unificado de Policía (SUP), ahonda en lo mismo: "Aunque éste es un tema que compete a la Xunta, creo que de noche no es operativo tener a agentes de forma permanente; lo que hay que hacer es poner una verja en la puerta de acceso, barrotes en las ventanas y reforzar las alarmas si hubo algún tipo de fallo".

Patrullas "disuasorias"

En cuanto a los sindicatos judiciales, Julián González, de STAJ, presidente de la junta de personal, apuesta también por mejorar esta vigilancia pasiva y, de noche, vería acertado que hubiese patrullas policiales en los alrededores de los juzgados. "Sería un método disuasorio", considera. Incide en la información sensible y confidencial que hay en los juzgados."La seguridad en las sedes judiciales debería ser algo prioritario, y se trata como secundario", denuncia.

Yolanda Rodríguez, de SPJ USO, sí solicita vigilancia presencial las "24 horas": "De noche debería haber un guardia de seguridad por edificio". No solo las puertas de acceso, dice, son puntos sensibles. "Cualquiera en un descuido puede acceder al edificio viejo por el garaje", ejemplifica. El problema no es solo nocturno. Ya se convocaron las plazas vacantes de los policías que vigilan de día, pero Rodríguez recuerda que el escáner de control del edificio viejo se estropeó varias veces. En la actualidad, de hecho, no funciona por otra avería.

Pablo Valeiras, de Alternativas na Xustiza-CUT, denuncia que la vigilancia nocturna se reduzca a cámaras. "Y alguna ya se estropeó y estuvo meses sin cambiar", avisa. El suceso para él evidencia que lejos del "papel cero", los juzgados están repletos de expedientes y eso conlleva riesgo de "robos o incendios".

En la última memoria publicada del TSXG, del 2017, se señalaba que los escáneres y las videocámaras "no resolvieron los problemas de seguridad" y se pedía más personal de vigilancia para Vigo.

Compartir el artículo

stats