10 de noviembre de 2019
10.11.2019

Una ronda "realista" que envía a otra al cajón

El Ayuntamiento baraja iniciar los trabajos en el primer cuatrienio del nuevo PXOM

10.11.2019 | 03:24

Nada tiene que ver la Ronda de Vigo proyectada dentro del Plan Xeral de Urbanismo de 2008, anulado por sentencia del Tribunal Supremo en 2015, con la que el pasado viernes presentó el alcalde como parte del borrador del futuro PXOM. Esa es una conclusión grabada a fuego en Praza do Rei. La primera era un eje que se prolongaba a lo largo de 14 kilómetros entre Teis y Balaídos, con importante afectación que levantó una polvareda vecinal. Ocupaba una superficie de 544.000 metros cuadrados (m?2;) -de los cuales 106.775 debían ser expropiados- implicaba a un total de 15 ámbitos urbanísticos y su diseño preveía carriles de 30 metros de ancho, con carriles bici en la mayor parte del trayecto. La segunda, "no afectará a ninguna vivienda", reseñó Abel Caballero. "Tenemos un planteamiento bastante más pegado al territorio, más realista", subrayan a FARO fuentes municipales conocedoras del nuevo vial.

"El modelo de la Ronda de 2008 generaba una vía de alta capacidad, sin permeabilidad ninguna y se iba a financiar con los aprovechamientos urbanísticos de los espacios. No existía garantía de viabilidad. Generaba una barrera", inciden. Su diseño solo sobrevivirá en las hemerotecas.

La de la integración y la máxima pulcritud en la afectación a propiedades es la filosofía con la que se trabaja en la nueva Ronda, una de las puntas de lanza de la futura red viaria. En el ejecutivo local se proponen resolver una "obviedad", como la dificultad de llegar al hospital Álvaro Cunqueiro desde la avenida de Madrid, añadiendo la rama que completa una futura Y clave para la escapatoria de la ciudad: la que integrarán la A-55, la futura autovía Vigo-O Porriño y la Ronda. Un nudo de confluencias en la zona de Baruxáns.

El papel que juega el PXOM es aportar encaje urbanístico a una vía que tiene un calendario dilatado. Una vez aprobada la ordenación provisional el Concello tiene tres años y medio para culminar el Plan. Las mismas fuentes vaticinan que la ejecución del vial se desarrollaría en el primer cuatrienio de su entrada en vigor. De igual modo, está por determinar la participación económica en el proyecto. Es pronto todavía, previenen, pero el Ministerio de Fomento "es una vía". "Tampoco descartamos que el Concello participe". Ni se sepulta la posibilidad de que colabore la Xunta.

De momento, los focos están puestos sobre el trazado en sí, que desembocará en Alcalde Portanet -tras el traslado de una subestación que se cree que no dará problemas- desde Matamá "Se ha cuidado el intentar minimizar el impacto en propiedades, vamos a ir sobre suelos fundamentalmente rústicos", subrayan, siempre con la misma tesis por delante: en comparación con el PXOM de 2008, la "agresividad" de la nueva Ronda no es "ni parecida".


Haz click para ampliar el gráfico
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca