El mal tiempo con el que ha arrancado el puente de Todos los Santos podría estar detrás de tres accidentes que resgitraban en a penas tres horas esta misma mañana en la sinuosa autovía A-55 de acceso y salida de Vigo.

A las 11:40 los bomberos de Mos recibían el primer aviso por un choque por alcance en el kilómetro 13 de la vía que se saldaba con un herido trasladado.

El segundo se los siniestros ocurría poco antes de las 13:00h. Según informan fuentes del 112 Galicia, un conductor se salió de la carretera con su vehículo a la altura del kilómetro 10, en las inmediaciones de Tameiga, e impactó contra un muro, siendo también necesario trasladar a uno de los implicados a un céntro médico. A la zona acudieron los bomberos de Mos y efectivos de la Guardia Civil de Tráfico. El siniestro provocó importantes retenciones y obligó a los agentes a dirigir el tráfico.

Solo unos minutos después de que ocurriera esta accidente, otro conductor, esta vez en dirección Mos, tuvo también una salida de vía a la altura del alto de Puxeiros, en las inmediaciones del desvío hacia el aeropuerto. El conductor impactó contra la mediana de hormigón ubicada en el margen izquierdo de la calzada. Bomberos y servicios de emergencia se dirigían en este momento al lugar del accidente.

Estos dos siniestros en la A-55 se producen después de que hoy también, a primera hora, se localizara en Matamá un vehículo volcado sin conductor en la subida al Zondal.