Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cada juzgado vigués resolvió en lo que va de año 152 asuntos más que la media de Galicia

- Las 35 salas también sobrepasan el promedio nacional en sentencias, autos y decretos - El partido judicial, de los más resolutivos del país pese a los 19.200 casos pendientes

Cada juzgado vigués resolvió en lo que va de año 152 asuntos más que la media de Galicia

Cada juzgado vigués resolvió en lo que va de año 152 asuntos más que la media de Galicia

Una de cal y otra de arena en los juzgados olívicos. Si bien el aluvión de cláusulas suelo sitúa al partido vigués como una de las demarcaciones con mayor colapso -con 19.200 casos pendientes al término del primer semestre- de España, la agilidad a la hora de dictaminar estas y otras materias también lo convierte en uno de los más resolutivos. Las últimas estadísticas del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) elevan a 816 la media de asuntos resueltos por cada órgano judicial vigués -un total de 35, sin contar el recién incorporado Juzgado de lo Social nº 6- entre enero y junio de 2019 frente a los 663 que de media alcanza en el conjunto de Galicia.

El número de asuntos, en los que se engloban tanto las sentencias como autos y decretos, resueltos en este primer semestre de año fue un 23% más alto en las salas viguesas que la media autonómica, concretamente cada magistrado de Vigo resolvió 152 asuntos más que en el cómputo gallego. Esta superioridad también se puede aplicar, aunque en menor medida, en comparación con la tasa nacional. Los jueces dictaron, en este caso, 30 resoluciones más que la media española, que se sitúa en 787 asuntos por órgano, tal y como se recoge en las estadísticas del CGPJ.

Como cabría esperar, la mayor carga de asuntos semestrales recibidos y resueltos en los juzgados vigueses también se traduce en un mayor número de sentencias dictadas al término de junio de este año. En concreto, el partido judicial de Vigo contabiliza este año 7.306 fallos, una media de 208 por órgano, también ligeramente por encima de la tasa media regional y española: 197 y 203.

Este nivel de eficacia en la resolución de asuntos dista de las tasas de pendencia -cociente entre los asuntos pendientes al término del periodo y los resueltos en este mismo periodo- con las que cuenta la demarcación viguesa, que se sitúa como la decimotercera con mayor colapso, favorecido en gran medida por el aluvión de cláusulas suelo y la insuficiencia de magistrados para dar salida a los pleitos paralizado o todavía sin incoar.

Asuntos pendientes

La tasa de pendencia con la que terminó el mes de junio es de 1,32. Si esta cifra se multiplica por 12 se obtiene el número de meses que necesitarían las salas para terminar con los casos pendientes sin ingresar alguno nuevo: en este caso 16 meses, o lo que es lo mismo, un año y cuatro meses.

Pese a que en Vigo hay cuatro jueces para casos de cláusulas suelo en las dos salas existentes, (Juzgado de Primera Instancia 14 y el del Casco Vello) lo cierto es que se necesitan más magistrados. Esto llevó recientemente al juez decano de Vigo, Germán Serrano, a solicitar a través de un escrito al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) más jueces de refuerzo para resolver estos asuntos bancarios. Y plantea además, como proyecto piloto de tribunales de instancia, la creación de una sección especial de esta materia integrada por varios magistrados.

La petición de más jueces de refuerzo en Vigo ya está en manos del Alto Tribunal gallego, que realizará un informe al respecto para el cual se nombró a un vocal de su Sala de Gobierno.

Compartir el artículo

stats