Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Urbanismo garantiza que aprobará en 2020 la ordenación y proyecto de La Panificadora

"La expropiación irá este año", avanza Caballero - Acelerará los trámites para que Zona Franca invierta 4 millones - Tendrá unas cuentas de 7,8 millones -Mejorará el corredor del río Lagares

Urbanismo garantiza que aprobará en 2020 la ordenación y proyecto de La Panificadora

Urbanismo garantiza que aprobará en 2020 la ordenación y proyecto de La Panificadora

La Gerencia de Urbanismo pisará en 2020 el acelerador de la recuperación de La Panificadora. Al menos así lo reflejan sus cuentas para el próximo año, que alcanzarán un montante global de 7,78 millones de euros -un 0,64% más que las actuales- y contemplan entre sus líneas de trabajo prioritarias activar los trámites que dotarán de una "segunda vida" a la vieja factoría.

En sus presupuestos para 2020 la Gerencia se compromete a dar luz verde a la Modificación Puntual que ordenará la parcela y su enlace con Praza do Rei. También a que -una vez se hayan expropiado los solares afectados- se redacte el proyecto de urbanización, a lo que el organismo municipal destinará unos 40.500 euros. El informe del departamento que dirige María Xosé Caride detalla así mismo que la recuperación se acometerá de la mano de Zona Franca, institución que reserva cuatro millones para ese fin en sus finanzas de 2020.

A finales de marzo Urbanismo dio luz verde provisional a la modificación puntual del Pepri del Casco Vello, paso necesario para sacar adelante la recuperación de La Panificadora, que se rehabilitará siguiendo el proyecto elaborado por los arquitectos Jorge Salgado y Celso López. Su propuesta contempla, entre otras dotaciones, una biblioteca en un edificio de 2.500 m2, un gimnasio y espacio de coworking, oficinas y dos plantas para el instituto de innovación gastronómica, además de espacios reservados para teatro y danza. Otro paso relevante se dio a finales de julio, cuando Zona Franca aprobó unas cuentas plurianuales que reservan siete millones de euros para brindar una "segunda vida" al complejo. Al desgranar las líneas maestras del Consorcio, el alcalde, Abel Caballero, avanzó que "la expropiación de La Panificadora irá en este año".

La Panificadora no es el único proyecto que impulsará la Gerencia de Urbanismo en 2020. El organismo ya inició los trámites para afrontar las expropiaciones del Corredor del Lagares entre la Avenida de Madrid y la calle Manuel Álvarez. Relacionado también con el río, el presupuesto de 2020 reserva una partida de 135.280 euros para mejorar el paseo fluvial.

Las cuentas del organismo detallan además actuaciones clave para la ciudad: ordenar el espacio que ocupará la futura Biblioteca del Estado -Caballero avanzó ayer que estará recogida en las próximas cuentas del ministerio-, continuar con el programa de registro de solares, la "rehabilitación" del entorno de la Concatedral y "seguir con la tramitación" de Barrio do Cura, Cruceiro y Recaré, tres ámbitos relevantes para el desarrollo urbano y económico de Vigo.

El organismo ayudará además con 50.000 euros a comunidades de vecinos que quieran adoptar medidas para mejorar la accesibilidad de sus edificios y plantea un nuevo programa que -también de la mano de los propietarios- aspira a mejorar la iluminación nocturna de las fachadas de los inmuebles históricos de Vigo. "Tenemos una arquitectura privilegiada", anotó el primer edil, antes de señalar que en otros puntos de España este tipo de construcciones disfrutan de iluminaciones especiales.

La Gerencia también prevé que a lo largo del próximo año gestione -con el apoyo técnico de la Oficina de Rehabilitación- cerca de 2,5 millones de euros en ayudas para la reforma de edificios en las cuatro zonas ARI de Vigo: los barrios históricos de Bouzas y Casco Vello, el grupo de Casas Santa Clara, en Cabral; y las calles Bueu-Moaña, en el polígono de Coia. La medida se llevará a cabo gracias al Plan Estatal de Vivienda y financia hasta el 55% de los trabajos.

A nivel interno, una de las principales novedades que registrará el presupuesto de Urbanismo en 2020 es la regularización laboral de todo su personal. Desde su puesta en marcha la Gerencia disponía del apoyo de trabajadores del Concello. Ahora todos estarán integrados en su propia plantilla, lo que explica en parte que los gastos de personal se incrementen un 33,35% en 2020. El organismo prevé también ingresar 300.000 euros más en tasas por la reactivación de las obras que ha seguido a la entrada en vigor de la ordenación provisional.

Compartir el artículo

stats