Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Prensa escrita y humor en la era digital

Los servicios de hemeroteca y novelas más ligeras centran los préstamos estivales en las bibliotecas públicas, que crecen el 12% - Ambos recintos suman más de 55.000 socios

Biblioteca pública Juan Compañel. // FdV

Biblioteca pública Juan Compañel. // FdV

La falta de tiempo es uno de los argumentos con más peso por el que los lectores declaran no leer libros. En verano, esta tendencia se estanca. Un claro ejemplo de ello es el incremento de los préstamos en las dos bibliotecas públicas de la ciudad: Xosé Neira Vilas, situada en Martínez Garrido, y la Juan Compañel, emplazada en el Casco Vello. Así, el número de préstamos durante el tercer trimestre de este año se la elevado hasta el 12% con respecto al resto de meses, alcanzando los 124 diarios cada uno de los dos recintos. "Los préstamos aumentan tanto en las secciones de adulto como de infantil (el 40% de sus socios son niños o entidades) en porcentajes similares. Además el aumento de prestamos es incluso más significativo porque, por norma general, la afluencia de público es menor, pero sí notamos que llevan muchos más prestamos de los acostumbrados al tener mayor tiempo libre para su lectura", precisan desde la biblioteca municipal, operativa desde hace 8 años.

Si bien este aumento en temporada estival es constante en los últimos años, la preferencia por el tipo de prestamos durante este periodo también se confirma: hemeroteca -prensa escrita, revistas, etc.- y novelas ligeras o en clave de humor, según precisan desde ambas bibliotecas. Fuera de esta época, el gran atractivo de los lectores son las novelas de intriga y misterio. Concretamente los libros más demandados en ambos recintos son "Yo Julia", de Santiago Postegiullo (Premio Planeta 2018) y "Patria" de Fernando Aramburu. En lengua gallega, las obras de Domingo Villar se llevan la palma.

En cuanto al número de usuarios fijos que cuentan ambos recintos públicos, uno gestionado por la Xunta de Galicia y otra por el Concello de Vigo, la cifra supera los 55.000 socios. Concretamente, la biblioteca autonómica suma la gran mayoría de ellos: a 1 de septiembre, el número de usuarios totales ascendía a 40.681. Este centro de lectura recibió de media 771 visitas diaria gestionando más de 106.000 préstamos desde principios de año.

Aunque los libros sigan siendo los protagonistas, el formato digital o incluso visual está acaparando terreno. Y es que a través de la plataforma GaliciaLe se puede acceder de forma electrónica a una colección formada por más de 1.200 títulos con la posibilidad de descarga o simple lectura a través del dispositivo.

También son cada vez más frecuentes los préstamos de películas, guías de viajes o incluso cómics en las bibliotecas.

Compartir el artículo

stats