Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los sindicatos afean a Bueno que exija contención salarial con PSA en beneficios históricos

El comité de empresa augura una dura negociación del próximo convenio colectivo en la que "saldremos a ganar, no a empatar"

Los sindicatos afean a Bueno que exija contención salarial con PSA en beneficios históricos

Los sindicatos afean a Bueno que exija contención salarial con PSA en beneficios históricos

La negociación del próximo convenio colectivo de PSA-Vigo será "dura". Los sindicatos con representación en el comité de empresa consideran que tras los sacrificios asumidos por la plantilla durante la crisis, que permitieron mantener las dos líneas de producción y cargarlas de nuevos proyectos (K9 y V20), es hora de que el grupo les recompense su esfuerzo y rechazan con rotundidad las declaraciones del director de la planta de Vigo, Ignacio Bueno, en las que aseguraba este viernes que hay que perseverar en la senda de la contención salarial para competir con las fábricas low-costlow-cost. Creen "desafortunado" su pronunciamiento ahora que se está contratando personal y con PSA en "beneficios históricos" y le instan a recuperar "el prestigio de trabajar en Balaídos".

"La plantilla ya ha hecho un enorme esfuerzo y merece una compensación", zanjó ayer el presidente del comité, Juan José Muñoz (SIT-FSI), que augura una negociación más tensa que en el anterior convenio y avisa: "Saldremos a ganar, no a empatar". Para Muñoz, la dirección de Balaídos tendría que prestar más atención a "contentar" a los trabajadores, cuyos ritmos de trabajo han aumentado en los últimos años, generando tensiones en las líneas y desafección con respecto a la pertenencia a las filas del Grupo PSA. El presidente del comité también criticó que se compare la planta de Vigo, "que tengo claro que es la que aún da de comer a la empresa", con Marruecos.

Ana Valiño, responsable de la sección sindical de FICA-UGT en PSA, explicó que con esas declaraciones Bueno "pretende preparar el terreno para el escenario de negociación del convenio". "Sabemos que estamos en un sector muy competitivo, pero no pueden ser los trabajadores los que estemos asumiendo constantemente esa competitividad a causa de bajos salarios o flexibilidades que no permitan un equilibrio entre el ámbito laboral y familiar", esgrimió. Considera que hay margen para ser más competitivos sin tocar el bolsillo de los trabajadores, optimizando más la logística, reduciendo los costes de la electricidad, etc. "La dirección de PSA tiene que empezar a pensar qué tipo de plantilla quiere en sus fábricas, una desmotivada, sin implicación ni compromiso o una plantilla que con su trabajo y esfuerzo contribuya al éxito de los modelos que fabricamos", ahondó.

El secretario de la sección sindical de la CUT, Vitor Mariño, acusó directamente a Ignacio Bueno de "mentir" al asegurar que el salario representa aproximadamente el 50% del coste de fabricación de un vehículo, y recalcó que "no vamos a permitir que se condicione la negociación [del próximo convenio] con mentiras". Y preguntó, al hilo de la competencia que pueden ejercer Marruecos o Argelia en materia salarial, si también la alta dirección se va a equiparar a la que reciben en esos países. "Debido al prometedor futuro que se prevé en esta factoría, éste es el momento de recuperar todo lo perdido", anotó.

El portavoz de CC OO-Industria en la fábrica, Santiago García, opinó que Bueno también se equivocó al nombrar a los proveedores "para echarles en cara que sus trabajadores cobran más que en PSA, cuando lo que debería es darle vergüenza que PSA no sea una empresa de referencia en condiciones laborales". García advirtió de que el enfado de la plantilla es "mayúsculo" en un momento de "máxima exigencia productiva": "Este mensaje es incoherente. Desde CC OO vamos a pelear por que el próximo convenio sea de mejora salarial, mejoras sociales y productivas".

Compartir el artículo

stats