Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La (enésima) oportunidad de salvar A Pedra

La asociación convoca a los comerciantes para buscar soluciones que relancen el recinto

El mercado permance cerrado a excepción de varios negocios de hostelería de la parte baja. // Marta G. Brea

El mercado permance cerrado a excepción de varios negocios de hostelería de la parte baja. // Marta G. Brea

Cuando en septiembre de 2015 la Audiencia Provincial autorizó la reapertura de buena parte de los comercios del popular -y hasta entonces turístico- mercado de A Pedra, los vendedores decidieron regresar a sus negocios. El recinto, sin embargo, nunca llegó a despegar del todo. Muchos comerciantes dejaron de lado sus puestos -algunos por jubilación y otros por las deudas arrastradas durante el cierre judicial que los llevaron a una situación económica delicada- provocando el cierre prácticamente definitivo en todas las naves del mercado. En la actualidad, solo la planta baja cuenta con negocios activos, preferentemente de hostelería y souvenirs, pero estos profesionales reconocen que con su actividad no es suficiente para insuflar aire a un recinto que languidece.

La asociación de comerciantes de A Pedra no se resigna y va a volver a hacer un nuevo intento de relance. Así, tiene prevista para el próximo lunes una reunión con los comerciantes en activo para tratar de buscar una solución tanto para la acumulación de deudas de los dueños que tienen cerrados sus negocios como para tratar de desbloquear los procesos judiciales. Y es que el colectivo demandó a una docena de autónomos para que se pusiesen al día en el pago de sus facturas. Su idea pasa porque éstos les entregan a la asociación sus puestos vacíos con la idea de poder hacer una reforma integral en el mercado. "Hay comerciantes que llevan más de cuatro años sin pagar. Una solución sería firmar un reconocimiento de deuda y que entreguen sus negocios, pero a día de hoy, ni los entregan ni pagan. Somos muchos los que lo estamos pasando mal", reconocía José María Rodríguez, un hostelero de la parte inferior del mercado.

Y es que de forma anual, los comerciantes tienen, entre otros gastos, que hacer frente al pago anual de un canon al Concello vigués. Concretamente se trata de 55.000 euros que en lugar de hacer frente entre los 36 puestos que conforman el mercado, lo abonan los que están. "Nos cuesta mucho llegar a poder hacer estos pagos. Dependemos unos de otros. Se está jugando con el futuro y con el pan de muchos trabajadores. La idea es que firmaran un reconocimiento de deuda y ya se vería cómo la abonasen. Ahora mismo, no tenemos locales y se sigue acumulando deuda", lamenta el empresario.

Reforma integral

El proyecto de la asociación sería poder contar con la totalidad o buena parte de los locales y hacer una reforma integral. "En la reuniones trataremos de cambiar ciertas cosas del mercado, queríamos tirar todas las paredes y convertirlo en un espacio diáfano, como si fuera un único comercio. Estaría atendido por varias personas pero en conjunto", apunta Rodríguez, quien valora que este cambio estético serviría de reclamo para los cientos de miles de turistas que transitan por la ciudad. "Favorecería que los turistas y sobre todo los cruceristas estuvieran más tiempo en la ciudad y no visitasen solo las Cíes", sostiene el hostelero.

Los cierto es que alguno de los dueños de los locales que permanecen cerrados sí entregaron sus puestos, alguno de forma voluntaria, según precisaron fuentes próximas al caso, y otros tras resolución judicial. "Tuvimos ya dos sentencias favorables sobre negocios de la parte baja, pero aún quedan más de la mitad", señala Rodríguez.

A principios de año la asociación tanteó a nuevos operadores para dar una segunda vida al mercado. Aunque la propuesta seguiría sobre la mesa, la falta de avances para desbloquear el mercado habría enfriado los contactos que mantenía la asociación. Prueba de la parálisis de A Pedra es que no maneja siquiera un calendario aproximado para su reapertura y con el periodo estival a punto de concluir, habrá que esperar los próximos meses para conocer el devenir de este punto turístico por excelencia de la ciudad.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats