16 de septiembre de 2019
16.09.2019

Los barrios apuran el verano en fiestas

El folclore inunda Teis en su festejo en la ETEA y Navia despide otro "Vicus Spacorum" - En el Calvario, "os socios" celebran el domingo con música y juegos, y Cabral baila por la Virxe das Dores

16.09.2019 | 02:37
El alcalde, Abel Caballero, ayer con vecinos en Cabral. // FdV

Despidiendo los últimos compases del verano al ritmo al son de una orquesta, en una comida vecinal o emulando una antigua pelea de gladiadores romanos. El tercer domingo de septiembre, cálido en temperaturas, propició ayer en distintos puntos de la ciudad la celebración de varios eventos, distintos en programación, pero pensados para el ocio familiar.

En Teis, la Asociación de Vecinos echó el cierre un año más a la décimo cuarta edición de su Festa Veciñal. En la plaza de la ETEA, a las 12.30 del mediodía, las pandereteiras As Bubelas iniciaron unos festejos que continuaron con una comida de confraternidad, la actuación de varios grupos folclóricos (Paredes de Coura, Rexoubeiras, los acordeones de Helios de Bembrive o los gaiteiros de la AV de Teis) o la proyección de un documental sobre caballitos de mar y peces pipa por parte del Instituto de Estudios Marinos.

Nada que ver en temática con la segunda jornada del "Vicus Spacorum" de Navia. La fiesta histórica que recrea a los romanos y los celtas -y que ya va por su octava edición- organizó durante la tarde una demostración técnica militar y posteriormente un combate romano que simulaba una pela de gladiadores. Ya hacia el atardecer, la compañía coruñesa Cajón de Sastre desempeñó la obra de microteatro La Salutatio. Terminada la cena -con pulpeiras de Lugo incluidas- se produjeron los discursos de las asociaciones del barrio y la recreación del funeral de un noble romano: el broche final.

En Cabral, mientras, una nueva jornada de las fiestas en honor a la Virxe das Dores arrancó con la banda de música Las Delicias antes de la celebración, a las 12.00 horas, de la misa solemne cantada por la soprano Teresa Novoa. Una vez que tuvieron lugar las clásicas pujas, por la tarde hubo tiempo para el ocio con las cucañas organizadas por los jóvenes del barrio, y ya entrada la noche, para bailar en la verbena con la orquesta Almirantes. La queimada a medianoche puso el punto final a las fiestas.

Donde también hubo juegos y música fue en la II Festa do Socio de Calvario. En la calle peatonal y desde las diez de la mañana tuvieron lugar todo tipo de actuaciones empezando por la de Alberto Cunha, la coral Riomao y el grupo As Brincadeiras. Un programa musical que combinó actividades para los más pequeños o un almuerzo vecinal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Contenido Patrocinado


Infórmate abre sus nuevas instalaciones en Vigo

La empresa, especializada en la preparación de oposiciones, cuenta con otros seis centros más en Galicia donde se forman más de 2.500 alumnos

FaroEduca
Comeza un ano máis o Concurso Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo nos contan como ven eles as Illas Cíes