Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Médicos de baja se reincorporan para paliar la falta de personal en los centros de salud

Una doctora decide continuar trabajando pese a que sufre un esguince de tobillo

La falta de médicos de familia y pediatras que vive Galicia y en especial el área sanitaria de Vigo se hace especialmente patente en los meses de verano. Los facultativos de los centros de salud se cogen sus vacaciones y el Sergas apenas es capaz de encontrar sustitutos para cubrir esas ausencias. Este hecho provoca que la presión asistencial sobre los doctores que se quedan en los ambulatorios aumente, teniendo que asumir a los pacientes de los facultativos que están de vacaciones.

Ante esta situación, y en solidaridad con los compañeros y con los propios pacientes, varios médicos que tuvieron que cogerse una baja por algún tipo de problema de salud y sobre todo, por estrés laboral, han decidido reincorporarse a sus puestos pese a que sus propios doctores de cabecera en la Seguridad Social se lo desaconsejaban. Es el caso de un médico de familia del centro de salud de Pintor Colmeiro. Se cogió una baja a principios de agosto y solo estuvo sin trabajar una semana. Al percatarse de la situación de saturación que vivía el ambulatorio en su ausencia, con muy pocos médicos, decidió reincorporarse pese a que su doctora le dijo que era muy pronto.

Casos como el de este médico de familia hay varios, según afirmaron a FARO fuentes cercanas. También destaca el de una facultativa que sufrió un esguince de tobillo cuando disfrutaba de sus vacaciones y decidió no cogerse un permiso por baja laboral. Se reincorporó una vez finalizó su período vacacional pese a andar todavía con muletas.

Compartir el artículo

stats