La reciente licitación del proyecto de reforma del paseo de As Avenidas por parte de la Autoridad Portuaria ha activado las alarmas en la cúpula del Real Club Náutico. Ante los probables efectos que tendrá en la actividad de su dársena deportiva la ejecución de la obra por abordarse en el tramo comprendido desde el socavón abierto en O Marisquiño y la escultura de Julio Verne, el presidente de la emblemática entidad, Rafael Tapias, ha solicitado al Puerto que se contemplen "alternativas" por si llegado el momento los trabajos impiden el acceso de usuarios a sus pantalanes.

"No podemos quedarnos con el los accesos cerrados, y hay alternativas para evitarlo". Es lo que pide Tapias dando por seguro que el Puerto lo tendrá en cuenta. En todo caso necesita asegurarse de que será así por lo ya cree necesario mantener una primera reunión con los directivos de Praza da Estrela. "Para saber en qué medida nos afectará la obra y de ser así que estemos coordinados para reducir al máximo los perjuicios", razona.

Todavía falta por definir el proyecto que deberá redactar la ingeniería ganadora del concurso licitado por 150.000 euros cuyo plazo de presentación concluye el próximo 13 de septiembre. A partir de que esta empresa entregue el diseño el Puerto conocerá con mayor grado de detalle lo que podría interesar al Náutico aunque las características recogidas en el pliego de condiciones de la convocatoria ya ofrecen una idea bastante aproximada de las consecuencias para su marina. Empezando porque la remodelación implicará la demolición de todo el tramo, tanto el recubierto en superficie con losetas de granito como el de madera cuya base actual, de pilotes, se rellenará con estructuras hormigonadas.

Así el presidente Enrique López Veiga no tuvo más que remedio que valorar ayer como "inevitable" el trastorno que ocasionará al club. un actuación que durará en torno a un año. No obstante garantizó al Náutico la celebración de "cuantas reuniones de coordinación hagan falta para que las consecuencias sean lo menos dañinas para el funcionamiento y gestión de sus pantalanes". En cualquier caso enfatizó los beneficios de la remodelación también para el club: "La obra va a suponer una mejora para ellos también, más racional y ajustada a lo que debe ser una obra en el entorno portuario".

Otra institución con la que pronto se reunirá Tapias es con Zona Franca. El próximo martes pedirá al delegado David Regades los detalles de su ambicioso proyecto de conectar subterráneamente los parkings de Praza da Estrela y Robotizado. "Podría ser la solución a nuestro principal hándicap, la falta de plazas de estacionamiento cercanas a la marina", reconoció.