Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un glamuroso explorador de los mares más remotos

El "Capella C" llega a Vigo desde las Svalbard

El "Capella C", atracado en Marina Davila. // José Lores

El "Capella C", atracado en Marina Davila. // José Lores

Ni tan deslumbrante como el Lady S ni tan grande como el Katara pero dueño de ese encanto tan propio de los barcos de hace 50 años ayer atracó en el muelle de Marina Davila de Bouzas un nuevo súper-yate, el británico Capella C.

El barco viene tripulado por 10 personas, que aprovecharán esta escala para interesarse por lo que ofrecen los talleres de la ría de cara a valorar su varada para trabajos de reparación en el futuro, un nicho de negocio dentro del sector naval vigués (el de mantenimiento de súper-yates), que a día de hoy ofrece mucho recorrido.

El Capella C, de 59 metros de eslora, nació en astilleros holandeses en 1968 como el buque de investigación hidrográfica HMS Bloomendhal. En 1985 fue transformado en yate de lujo, siendo rediseñado en 2008 y 2017 aunque respetando su clásico perfil original. En la actualidad realiza viajes de expedición por los mares más remotos del mundo. De hecho, llegó a Vigo procedente de las lejanas islas noruegas de Svalbard. El barco toma su nombre del de la tercera estrella más luminosas del firmamento. Según informa su página web, entre sus huéspedes más ilustres figuran el príncipe Rainiero de Mónaco y miembros de la alta sociedad británica. En su interior acoge un máximo de 22 invitados.

Compartir el artículo

stats