12 de agosto de 2019
12.08.2019

O Marisquiño vuela más alto que nunca en Vigo

El festival rompe la barrera de los 150.000 visitantes. Lleno absoluto en gradas y recintos de las pruebas

12.08.2019 | 02:27

La palabra que mejor define la 19 edición de O Marisquiño es "éxito". Así lo contempla la organización, los propios deportistas y a tenor del espectacular ambiente que se vivió especialmente durante las jornadas de sábado y domingo, también el público. El festival rompió su propio techo y estima que se han superado entre los tres días los 150.000 asistentes, cifra que la dirección se ponía como meta. Un salto de altura y calidad que permite entrar al evento de deporte y cultura urbana más importante de España en otra dimensión.

Tanto las gradas como los recintos deportivos y las zonas de ocio permanecían abarrotadas desde primera hora de la mañana, incluso transitar de un lado al otro de As Avenidas se volvía tarea complicada. Si ya la jornada del sábado contó con un lleno absoluto, la de ayer se amplió con los cientos de asistentes que rodearon el recorrido del descenso por el Casco Vello o los que esperaban ya en la Estación Marítima su llegada a meta.

Las pruebas de BMX, skate y Dirt Jum volvieron a congregar a un nutrido número de aficionados o simplemente curiosos del deporte. Pero sin duda, una de las grandes sorpresas del festival en cuanto a éxito de público fue el Break Dance. La disciplina situada junto en las inmediaciones de la estatua del Nadador congregó a miles de personas que miraban y aplaudían absortas los descarados e hipnóticos movimientos de los deportistas, quienes al ritmo de la música hacían las delicias de los asistentes.

Estos son los estilismos que pasean por O Marisquiño // M. CLAVERO

En cuanto a las disciplinas que tienen pruebas puntuables para el campeonato del mundo -Dirt Jump, Basket 3x3 y Skate- los resultados dieron buena muestra del altísimo nivel de las competiciones. Tom Isted planchó los saltos más espectaculares y logró alzarse con la victoria en el FMB seguido por Max Fredriksson y Alex Alanko. Y eso que contaron con la dificultad del viento. Las rachas no muy fuertes para el público pero sí para los deportistas generaban la sensación de ir a una velocidad distinta de la que realmente vas y para afrontar la primera de las rampas, que es en la que se coge mayor velocidad, podría jugar en su contra.

En cuanto al baloncesto, en categoría senior los vencedores en la final fueron los Titans. En segunda posición quedó el cuarteto de No Spain, no Gain. Los Monchitos hicieron lo propio en la modalidad infantil del Basket 3x3.

La copa del mundo de Skate dejó como vencedora a la gran promesa del patín, la holandesa Keet Oldenbeuving, seguida de Aldana Beltrán y Andrea Benítez. En categoría masculina Iván Monteiro en Street y Danny León en Minihalf se hicieron con el triunfo.

Iki, el niño de fuego del BMX // M. CLAVERO

Uno de los cócteles estrella de este año lo formaban las dos nuevas disciplinas que O Marisquiño trajo hasta As Avenidas, el Football Freestyle y el Big Jump, una modalidad en la que los riders culminan sus trucos en una gran colchoneta alcanzando hasta los 10 metros de altura.

Cierre de una "herida"

La organización valoró también muy positivamente el impacto de O Marisquiño a nivel nacional e internacional. "El gran espectáculo de deporte urbano que ha podido verse durante estos tres días en Vigo ha atraído a más público nacional e internacional respecto a otras ediciones. Sin lugar a dudas que O Marisquiño ha multiplicado su difusión dentro y fuera de España en esta edición, con lo que el festival da por cerrada la herida del año pasado y afronta con mucho optimismo la edición de su vigésimo aniversario en 2020"

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca
Comeza un ano máis o Concurso Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo nos contan como ven eles as Illas Cíes