Santiago sigue los pasos de Vigo en la planificación de su Navidad. El Gobierno local compostelano, liderado por el socialista Xosé Sánchez Bugallo, ha decidido incrementar este año de forma considerable la partida municipal para el alumbrado de las fiestas. En concreto, el Ayuntamiento de la capital gallega pasará de los 100.000 euros destinados el año pasado -con Compostela Aberta (CA) al frente de la Corporación- a los 180.000 previstos para este, lo que supondrá un sustancioso aumento del 80% en solo un ejercicio.

La decisión del primer edil socialista le ha valido ya las críticas de su predecesor y portavoz municipal de CA, Martiño Noriega, quien lo ha acusado de emular al regidor olívico, el también socialista Abel Caballero. "Parece que Bugallo quiere hacerle la competencia", apuntó Noriega, quien aprecia un intento por competir con Vigo. Desde la Corporación compostelana rechazan sin embargo esa interpretación. El concejal de Movilidad, Seguridad Ciudadana y Fiestas de Santiago, Gonzalo Muíños, insistía ayer en que su equipo "no quiere competir" con Vigo y tachaba la afirmación de CA de "ridícula".

El concejal compostelano recordó que el Ayuntamiento olívico destina casi un millón de euros al alumbrado de Navidad, por lo que insistió en que las cifras que maneja Compostela y Vigo no se pueden comparar. Según detalló Muíños, el objetivo del Concello de la capital gallega es garantizar "una iluminación digna" para la ciudad. En contraposición, criticó que el alumbrado de los últimos años fue "cutre", lo que provocó -censuró- que la afluencia de visitantes a Compostela en el puente de la Constitución o Navidad decayese en comparación con ejercicios pasados.

Tras las críticas de Noriega, el Ayuntamiento compostelano detalló que destinará 150.000 euros a actividades y 180.000 al alumbrado. A la hora de seleccionar la opción ganadora -precisó- tendrá en cuenta factores como la "imagen, efectividad y diseño". También avanzó que el Concello trasladará una propuesta formal a los comerciantes santiagueses para que colaboren con las luces de Navidad y que la cabalgata de Reyes, al igual que el alumbrado, será "digna" y ajustada al presupuesto.

Con su aumento de inversión en la decoración navideña, el Concello de Santiago sigue los pasos de Vigo, que a lo largo de los últimos años ha apostado por el alumbrado de las fiestas como un gancho para atraer a visitantes y dinamizar el comercio. Su éxito le ha valido a la ciudad galardones como el Premio Nacional de Comercio Interior o el de la Asociación de Ingenieros Industriales de Galicia, que distinguió a Vigo por dotarse del "Mejor Proyecto de Iluminación".

Las figuras que decoraron Príncipe, el alumbrado, el gran árbol de Navidad erigido en Porta do Sol, las grandes estructuras instaladas en Urzáiz o Gran Vía atrajeron a Vigo a miles de visitantes que redundaron en una mejor campaña del comercio y la hostelería olívica. Prueba del éxito de las luces es que la afluencia de turistas en diciembre de 2018 se disparó un 30% con respecto al año anterior. Los 33.200 visitantes que se alojaron en los hoteles marcaron de hecho un dato récord en el sector. El tirón de las luces llevó a algunas agencias a organizar excursiones en autobús desde otros puntos de España, llenó hoteles y dio visibilidad a Vigo.