El pleno reclama a la Xunta. PSOE, Marea y BNG sacaron adelante esta mañana una moción socialista que reclama al Ejecutivo autonómico un "plan de choque" para recortar el tiempo que tardan los vigueses en entrar en quirófano. La iniciativa -que recibió los votos en contra de los tres ediles del PP- reclama también la dimisión del conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña. Durante el debate, el portavoz socialista Carlos López Font tachó de "nefasta" la actual política sanitaria: "Vigo se ha convertido en un campo de experimentación y castigo para la Xunta. Tenemos un hospital privado y una atención primaria contestada por todos, especialmente por los profesionales". El edil del PSOE recordó que en Vigo se esperan 74 días para entrar en quirófano.

"En Vigo y su área hay 10.851 pacientes esperando a entrar en quirófano", incidió: "Se ha cambiado de gerente para no cambiar de conselleiro. Lo primero es reconocer la ineptitud política en Vigo y su área sanitaria. Es una cuestión que padecemos desde hace tiempo". Desde el Grupo Mixto, el concejal del BNG Xabier P. Igrexas censuró también la privatización sanitaria, con el cierre de camas. "La lista de espera es un ejemplo claro de esa política que fue contestada con contundencia en la calle", incidió el nacionalista antes de reclamar que el "plan de choque" propuesto por el PSOE "no sirva para engordar las cuentas de las clínicas privadas, sino para conseguir más personal en los centros públicos". Posición similar mostró Marea de Vigo. Su edil Oriana Méndez lamentó la "situación insostenible" de la sanidad olívica: "Ni las dimisiones de jefes de servicio ni las concentraciones de personal o manifestaciones de la ciudadanía han ocasionado la mínima respuesta proactiva del conselleiro".

Las acusaciones de "privatización" fueron rechazadas por el portavoz municipal del PP, José Marnotes, quien tachó la moción socialista de "demagogia". "Hicieron todo lo posible para que el Cunqueiro no llegase a funcionar y ya sabemos que los ciudadanos valoran la inversión y calidad de uno de los mejores hospitales de España", lanzó al PSOE. El popular incidió en que desde que se abrió el centro de Beade la lista de espera bajó 20 días y que "todas las intervenciones prioritarias se hacen con mínimos tiempos de espera". "Las intervenciones quirúrgicas crecen en Vigo porque se ha mejorado la infraestructura. Crece la confianza de los vigueses en nuestro sistema sanitario", señaló el portavoz popular tras detallar la demora media en la atención de ciertas especialidades, muy por debajo de la media global.

El pleno también aprobó una moción del PSOE que reclama a la Xunta que otorgue a Vigo en sus presupuestos "la misma cantidad por habitante que se asigna a Santiago" para paliar así la "deuda histórica" de la administración autonómica con la ciudad y otra del PP que plantea al Gobierno central que atienda la demanda de PSA de disponer de alta tensión. La propuesta salió adelante con los votos favorables de los tres ediles del PP y la abstención del resto de formaciones. El BNG lamentó el "enfoque deliberadamente incompleto" de la propuesta que -en su opinión- "ralla el cinismo" y el PSOE recordó que la petición se remonta a 2013, cuando gobernaba el PP. "¿Qué hizo el Gobierno de Rajoy entre 2013 y 2018?", anotó.

Portestas por los desalojos en el Barrio de O Cura

Mientras se celebraba el pleno, varios colectivos sociales protestaban esta mañana por los desalojos de okupas como consecuencia de las obras en el Barrio de O Cura bajo la consigna "la pobreza no se esconde se combate con justicia" y contra lo que han definido como "aporofobia institucional".

Colectivos sociales, contra los desalojos en el Barrio de O Cura