La Policía Nacional ha desmantelado un supermercado de todo tipo de drogas en la calle Severa Ochoa y ha detenido a un hombre de 66 años acusado de vender al menudeo hachís, cocaína, heroína y MDM. Se trata de un viejo conocido de las fuerzas de seguridad, investigado en numerosas ocasiones pero que nunca fue condenado. En el registro de su domicilio se intervinieron más de 2.000 euros en efectivo, 187 dosis de cocaína, 48 gramos de marihuana, 25 de hachís y objetos utilizados para el tratamiento y la comercialización de drogas.

El trasiego de toxicómanos en la calle Torrecedeira y las aledañas era constante, así que como que las visitas a l calle Severo Ochoa. En otras ocasiones, esperaban al detenido en la zona de Beiramar y realizaban un rápido intercambio para, a continuación, abandonar el lugar.

El sexagenario era muy cuidadoso, adoptaba diversas medidas de seguridad y controlaba los vehículos y personas que rondaban pro Severo Ochoa, por lo que se dispuso un amplio dispositivo policial con agentes en las calles aledañas. Los investigadores llegaron a seguir hasta Peinador a uno de los compradores para que no le avisara, pues otros clientes le alertaron en cuanto fueron interceptados, por lo que paralizaba su actividad un tiempo.

El detenido fue abordado por los agentes cuando abandonaba su domicilio. El Juzgado de Instrucción 5 -que coordina la investigación- dictó las órdenes de entrada y registro y se ha hecho cargo de la instrucción del caso.