Un hombre de 43 años, J.P.F., ha sido detenido en Vigo tras quebrantar una orden de alejamiento de su abuela, una señora de 88 años, que lo había acogido después de que él manifestase que no tenía dónde dormir.

Tal y como ha trasladado en un comunicado la Policía Local, los hechos han tenido lugar este domingo en torno a las 18,00 horas en la calle Cantabria, hasta la que se desplazaron los agentes tras ser informados del quebrantamiento de la orden de alejamiento.

Una vez en la vivienda, la mujer detalló que había acogido a su nieto, que fue detenido debido a que la orden de alejamiento todavía se encontraba en vigor.

Por otra parte, este viernes en torno a las 20,58 horas, un hombre de 41 años domiciliado en la ciudad olívica, J.J.F.G., alertó a los agentes de que su mujer, sobre la que se le había impuesto una orden de alejamiento, se había presentado en su domicilio, situado en la zona de Travesía de Vigo.

Una vez en el lugar de los hechos, la mujer explicó que había acudido a la vivienda para recoger ropa. Mientras, el hombre explicó que había alertado a los agentes para que tuviesen conocimiento de que él no se había aproximado a ella, sino que había ocurrido al contrario.

Tras revisar los datos aportados inicialmente por el requiriente, se comprobó que eran falsos, por lo que fue denunciado. Además, se verificó que le constaba una orden de averiguación de domicilio y paradero del Juzgado de Instrucción número 1 de Cambados.