Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Caballero recoge el guante del rector: "Ampliar la Universidad a la ciudad es estratégico"

El alcalde comparte la idea lanzada por Reigosa en FARO de impartir más títulos en el centro con nuevos edificios: "Buena para ellos y también para Vigo; hay que hacer números"

Carlos Reigosa y Abel Caballero el pasado diciembre. // A. Villar

Carlos Reigosa y Abel Caballero el pasado diciembre. // A. Villar

La idea lanzada en la entrevista de FARO por el rector de la Universidad de Vigo, Manuel Reigosa, de impartir más docencia en la ciudad, incluso con la construcción de nuevos edificios, merece la aprobación, incluso el aplauso, de Abel Caballero. El regidor, que admite que ya conocía esa posibilidad por boca del propio mandatario universitario, califica la extensión del campus a la ciudad de "importantísima". "Ampliarlo es estratégico", asegura.

Reigosa fundamentaba su propuesta, todavía en fase muy embrionaria, en la necesidad de "mejorar las condiciones de trabajo de los estudiantes especialmente, pero también de los profesores". El rector no dudaba en asegurar que "el campus está muy lejos y tener títulos en la ciudad es bueno para la Universidad y para Vigo. No digo que nos lo vayamos a llevar a la ciudad, pero sí que me gustaría tener más espacios docentes en Vigo". Y añadía un matiz comparativo relevante: "Los campus de Ourense y Pontevedra están en una situación idílica y sus alumnos no tienen que hacer el esfuerzo diario de subir y bajar en autobús. En su momento preguntaremos a estudiantes y trabajadores, porque esto no es solo una decisión del equipo de gobierno".

En el planteamiento de Reigosa ya da por hecho la utilización de uno de los edificios ocupados en la actualidad por los juzgados en la calle Lalín que serán desalojados una vez que se concluya la construcción de la Ciudad de la Justicia, en el antiguo hospital Xeral. La última fecha dada por la Xunta para la finalización de la obra, presupuestada en más de 40 millones de euros, apuntaba a finales del verano de 2020.

Caballero comparte que la situación física del campus en Marcosende supone un coste de tiempo y dinero. "Algunos dedican hasta dos horas cada día para llegar", explica. Por eso entiende que buscar ubicaciones alternativas en el propio casco urbano es "una propuesta que me merece el mayor interés. Es buena para todo el mundo: para la comunidad universitaria y también para la ciudad". Sin embargo, no quiere lanzar las campanas al vuelo: "Es preciso hacer números en detalle y verlo muy a fondo".

Si el rector solicitaba la colaboración de las instituciones para impulsar su plan, a tenor de las palabras de Caballero, ya puede contar con su apoyo. Y con alguno más. Porque el alcalde entiende que un planteamiento ambicioso deben participar otras instituciones, y apunta a una directamente. "Tiene que implicarse a tope Zona Franca, la gran dinamizadora y facilitadora de nuestra economía de la ciudad".

"Diálogo permanente"

Una de las principales bazas que tendría el plan para materializarse es la "excelente sintonía" que existe entre el equipo de gobierno de la Universidad, que tomó posesión hace poco más de un año, y el Concello. "Mantenemos un diálogo franco y permanente. Ellos saben que pueden contar con nuestro respaldo; que estamos dispuestos a explorar todas las posibilidades para avanzar en un asunto capital. Porque la Universidad es una parte fundamental de la ciudad. Es más, es uno de los mayores logros conseguidos en el siglo XX", razona Caballero.

Sobre la conveniencia de estudiar la ampliación ahora, el regidor no tiene ninguna duda. "La Universidad de Vigo nació, primero como CUVI hace casi 50 años, y luego como institución independiente, hace más de 25, en unas determinadas circunstancias y condiciones, pero yo creo que, superada la crisis, ha llegado el momento de replantearse la situación y de estrechar más los lazos entre ambas instituciones".

El regidor entiende que los beneficios de una mayor presencia universitaria en la ciudad son "infinitos, tanto desde el punto de vista económico como social, y de lograr una mayor estima y conocimiento de todos los vigueses".

El impulso del plan necesita, a juicio de Caballero, "voluntad y liderazgo" de sus promotores. "Creo que en este sentido tanto la Universidad como en el Concello y en Zona Franca se dan de forma sobrada esos dos factores", apunta.

Y como primera señal de ese espíritu de colaboración, la ETEA. "El antiguo recinto militar albergará una parte importante de la institución universitaria. Seguramente será el primer sitio al que llegue. El acuerdo se cerrará pronto, porque ya estamos avanzando. Pero ojalá que detrás de la ETEA podamos hablar de otros espacios. El tiempo lo dirá, pero la realidad es que Universidad y Concello vamos hoy en la misma dirección y al mismo paso", concluye.

Compartir el artículo

stats