Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El futuro del gran motor económico de la ciudad

Zona Franca ampliará en 75.000 m2 el polígono de Balaídos para proveedores de PSA

-La multinacional francesa comunica su interés por tener más espacio para empresas de servicios logísticos y de piezas -El Consorcio destinaría 21 millones para actuar en un ámbito de 200.000 m2 que incluye un vial y zonas verdes

Proyecto de ampliación de Zona Franca en el polígono de Balaídos. // FdV

Proyecto de ampliación de Zona Franca en el polígono de Balaídos. // FdV

PSA-Vigo se ha puesto en marcha para planificar su futuro a corto y medio plazo. Y ese futuro pasa también por ganar espacio. Por ello la multinacional francesa ha comunicado formalmente a Zona Franca su interés en una ampliación del polígono de Balaídos en la zona sur, un proyecto que califican de "estratégico", aunque no urgente. Esta petición ya había sido expresada por el director de la planta, Ignacio Bueno, durante su encuentro en febrero con el delegado del Consorcio, David Regades, quien le dio su aprobación, como adelantó FARO. La actuación, presupuestada en 21 millones de euros, permitiría a PSA-Vigo aumentar sus instalaciones en 75.000 metros cuadrados y mejorar su competitivad.

La multinacional persigue con este nuevo espacio, que se ganaría en un medio plazo, dos objetivos: el primero ofrecer suelo cerca de la factoría -un factor clave para ahorrar costes- a proveedores de servicios logísticos y de piezas de automoción; el segundo, crear una "zona de transición" entre el espacio industrial y el residencial.

Para atender esta segunda condición, el proyecto de Zona Franca será mucho más ambicioso al extenderse a un ámbito de 200.000 metros cuadrados. Junto al suelo destinado a PSA se creará una gran zona verde que sirva para amortiguar el ruido y las emisiones que generan la actividad industrial al tiempo que se construirá un nuevo vial que conectaría con la VG-20.

"Desde el primer día nos hemos comprometido a dotar de más suelo industrial a las empresas que deseen instalarse en Vigo, pero al mismo tiempo también enfatizamos que nuestro propósito es hacer compatible la actividad y el crecimiento económicos con la idea de hacer ciudad. El proyecto que impulsaremos cumplirá esos dos requisitos: dará un nuevo apoyo a una empresa clave en el crecimiento económico y la generación de empleo de la ciudad y mejorará la calidad de vida de los vecinos", asegura David Regades.

Con el fin de brindar apoyo a PSA, el concurso del Consorcio dará prioridad a las empresas del motor que además tengan una vinculación directa con la multinacional.

Encaje urbanístico

Tomada la decisión de ampliar el polígono, Zona Franca deberá buscar el encaje urbanístico y jurídico al proyecto. Las opciones son varias: la primera, que prácticamente se da por descartada, sería esperar a la aprobación del nuevo Plan Xeral, que se situaría en el horizonte de 2023; la segunda, sería impulsar el plan por la ley Vigo, una iniciativa que debería contar con el visto bueno preceptivo y vinculante, o sea decisivo, de la Xunta tras considerarlo urgente y de interés general; la tercera, necesitaría una modificación puntual del Plan Xeral de 1993; habría una cuarta que contemplaría la elaboración de un proyecto sectorial, pero previamente se debería modificar el plan de áreas empresariales.

Además de más suelo, PSA ha solicitado al Consorcio que la nueva actuación contemple la construcción de un aparcamiento de camiones. La instalación es considerada "urgente" por la compañía. En realidad, Zona Franca ya ha estado planificando este parking que ofrecerá servicio a 66 camiones en una superficie total de 2.700 metros cuadrados y enlazaría con la VG-20, el vial que soporta el mayor tráfico pesado.

PSA advierte del incremento registrado en la producción de vehículos comerciales ligeros en Balaídos, lo que se ha traducido en el desplazamiento de 600 camiones diarios. Pero sus cálculos apuntan a que este tránsito se intensificará tras el lanzamiento del Peugeot 2008.

Compartir el artículo

stats