Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Veiga acota la reforma de As Avenidas: "Más economía frente a los jolgorios"

El presidente del Puerto reconoce "discrepancias" con Concello y Zona Franca sobre el calado de la obra

Vista general de As Avenidas. // A. Villar

Vista general de As Avenidas. // A. Villar

Buena sintonía, voluntad de acuerdo, negociaciones en marcha... pero planteamientos bastante alejados sobre el calado de la reforma que se debe acometer en el entorno de As Avenidas. Mientras el Concello y el Consorcio de la Zona Franca apuestan por una actuación integral en la zona que contribuya a acercar todavía más la ciudad al mar, el presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique López Veiga, advirtió ayer que su postura es mucho más conservadora y que aboga solo por reformar lo actual y dejar su configuración tal y como está. Y lo argumenta en defensa de los intereses de las firmas del Puerto y, por lo tanto, de la economía de la ciudad. "A todos nos gustan los festivales, pero hay que darle más importancia a las empresas que generan riqueza y no ponerles trabas y que no puedan pasar por ahí porque hay un jolgorio. Hay que aceptar eso. Vigo es lo que es", avisa en relación a una futura actuación que, como ocurre ahora puntualmente, pueda afectar a los vehículos pesados que deben atravesar a menudo esa zona hacia las instalaciones portuarias.

López Veiga considera que el diseño actual de este espacio, obra del arquitecto Guillermo Vázquez Consuegra, "es bueno" y "suficiente" y advierte que rechazará la ejecución de "obras fastuosas". Reconoce, por ejemplo, la necesidad de cambiar las losetas de granito para evitar que los vehículos pesados las destrocen y también que se mejore el entorno, pero sin otra ambición que la de adecuar lo presente. "Nuestra idea es reconstruir lo que hay", remarca.

Pero la idea con la que trabaja el Concello y la Zona Franca es mucho más ambiciosa. De hecho, contemplan incluso la convocatoria de un concurso de ideas para llevar adelante una actuación que revolucione este espacio, algo a lo que la Autoridad Portuaria parece no estar dispuesta. "Hay discrepancias; claro que las hay", admitió ayer Veiga. En todo caso, el presidente portuario afirma que la "sintonía es buena". No se opone inicialmente al parking subterráneo que plantea Zona Franca bajo los jardines, pero precisa que antes es necesario que los técnicos estudien bien las condiciones. "Vamos a llegar a un acuerdo nosotros antes que Pedro Sánchez. Es lo lógico", aseguró pese a las ideas opuestas que mantienen actualmente sobre la envergadura de la reforma.

Según apunto el máximo responsable del puerto olívico, las tres partes tienen hasta el 1 de octubre para llegar a un acuerdo. "Si no llegamos en esa fecha, el convenio (de Abrir Vigo al Mar) decae. Y si decae, no existe. Y por lo tanto la situación jurídica cambia y el Puerto vuelve a hacerse cargo de toda la zona. Y entonces el 1 de octubre el Puerto podría tomar decisiones y las tomará. Si no tenemos un nuevo acuerdo, ya estamos preparando la reparación de toda la zona por si hiciera falta. Asumiríamos la totalidad y arreglaríamos todo el paseo", garantizó Enrique López Veiga.

Según explicó tras la celebración del consejo de administración de la Autoridad Portuaria, el convenio de Abrir Vigo al Mar tiene una vigencia de 50 años. Sin embargo, la nueva legislación obliga al Puerto a revisar éste y otros convenios. Una situación para la que las partes tienen de fecha límite hasta el próximo mes de octubre. "Estamos en conversaciones y todos preferimos un acuerdo para adecuarnos a la nueva situación. El ambiente es bueno, las actitudes son positivas y yo tengo confianza en que antes del 1 de octubre habrá acuerdo. Pero, en cualquier caso, el Puerto podría hacerse cargo provisionalmente de las obras. No habrá ningún vacío", remarcó López Veiga."

Compartir el artículo

stats