Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Concello subirá 14 impuestos y tasas y aumentará las bonificaciones a 8 millones

El IAE, la basura, la grúa o la circulación, salvo motos, se encarecerán un 2,5% en 2020 -El IBI, un 1% - Plusvalía, construcciones y agua se congelan -"Tenemos la menor presión fiscal", alegan

Aneiros, en el pleno. // Alba Villar

Aneiros, en el pleno. // Alba Villar

El Concello actualizará a partir de enero de 2020 su tabla de impuestos, tasas y precios públicos. El concejal de Facenda, Jaime Aneiros, avanzó ayer que el próximo año verán cómo se encarecen 14 tributos municipales. El mayor incremento, del 2,5%, lo registrarán el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE), el que grava la circulación de vehículos y tasas y precios públicos como el que se aplica a la recogida de basuras, la expedición de documentos, la grúa, los transportes especiales o la desratización, por ejemplo. El Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) subirá un 1% y los que afectan a las plusvalías, construcciones, el agua y las motos -que por su menor impacto sobre el medio ambiente y ventajas para la fluidez del tráfico están bonificadas- se congelarán.

Aneiros destacó que el criterio de renta mínima a partir del que los vecinos disfrutan de exenciones en el pago de tributos se subirá también un 2,5%, lo que en la práctica se traducirá en que las bonificaciones del Concello ascenderán de forma sensible hasta superar los ocho millones de euros. Solo los relacionados con el IBI sumarán ya unos 4,1 millones. El edil responsable de Facenda anotó además que el alza del IAE afectará solo a las empresas que lo pagan, las compañías de mayor tamaño y que facturan más de un millón de euros. "Hay que pensar que en esta ciudad hay 40.000 actividades económicas y solo 3.000 contribuyen por este impuesto", recordó.

Otra tasa en la que puso énfasis es la que se aplica a las motocicletas, que no resultará alterado con el cambio de año. "Sigue congelada la tributación para las motos. En esta ciudad tenemos unas 40.000 y disfrutan de una fiscalidad privilegiada. Solo se altera este impuesto para vehículos de alta gama, gran cilindrada y más potencial contaminante", incidió. Con respecto a la tasa de recogida de basura, Aneiros apuntó que las cantidades cobradas "no cubre el 100% de lo que cuesta el servicio", que se debe abonar en parte con el resto de tributos. "Se tiene en cuenta la bajada que aplicamos sobre la parte de tratamiento de esos residuos en la planta de Cerceda. Vigo produce más de 125.000 toneladas al año de basura que son tratadas en esa planta y mantenemos esa bajada por esa reducción de costes que tiene el canon de Sogama", explicó el concejal de Facenda.

Al presentar la actualización de las ordenanzas fiscales, Aneiros recalcó que el Concello no realizaba el cambio desde 2017 y que el IPC acumulado a lo largo de los dos últimos años asciende al 2,8%. Las subidas que aplica el Concello -incluso las que atañen al IAE o tasas como la grúa o la expedición de documentos, por ejemplo- estarían por lo tanto por debajo de ese porcentaje. "Nuestra presión fiscal es la más baja de las ciudades de Galicia y está por debajo de la media nacional", zanjó Aneiros, antes de cifrarla en 496 euros por vecino. "En Ourense, A Coruña, Santiago, Pontevedra... pagan más con un nivel de servicios inferior", incidió.

Compartir el artículo

stats