El alcalde destacó ayer el "acuerdo satisfactorio" alcanzado entre Concello, Xunta y Adif para los accesos que comunicarán el complejo Vialia, la futura estación de buses, la AP-9 y la calle Lepanto. "Estamos haciendo una humanización total de toda la zona de Lepanto, de la Plaza de la Estación y de Alfonso XIIII, una nueva salida a la autopista en túnel y una mejora de las entradas en Vigo" , valoró el primer edil, quien recordó -como avanzó ayer FARO- que el acuerdo alcanzado por los tres organismos eleva el coste total de las actuaciones hasta situarlo en 21,4 millones de euros, el doble de lo presupuestado en un comienzo.

Según detalló Caballero, se destinarán en total 17,2 millones a los accesos: 4,8 para el ramal de conexión con la terminal de autobuses, 3,9 para la salida en túnel desde Lepanto hasta la autopista, 5,5 para la conexión de la AP-9 con el centro Vialia y 2,7 millones para las instalaciones. El presupuesto se completa con los algo más de 100.000 euros que requerirá el derribo del paso elevado que atraviesa la calle Alfonso XIII y da acceso a la autopista.

El primer edil precisó que la plaza de Urzáiz incorporará la fachada de la estación de 1881 y un nuevo ascensor hasta Vía Norte. También que el Concello incorporará un elevador desde la calle García Barbón que podría costar cerca de dos millones.