Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un elevador con vistas privilegiadas a la ría

El ascensor entre Torrecedeira y Pi y Margall es mucho más que un medio de transporte que permitirá a cientos de peatones salvar la pendiente entre ambas calles. Además, se ha configurado como un mirador con vistas privilegiadas hacia la ría aprovechando el hueco que hay entre los edificios de Torrecedeira. De hecho, en la parte superior los viandantes saldrán hacia una terraza desde la que podrán contemplar las vistas.

La estructura tiene 25 metros de altura, culmina en un mirador y, desde él se accede a Pi y Margall a través de la pasarela en la que se han detectado vibraciones y por lo que continúa cerrado. La remodelación completa del parque y el elevador, con un presupuesto de casi tres millones de euros, forma parte del proyecto Vigo Vertical, que se financia con fondos Feder de la Unión Europea.

Además, este ascensor se une al elevador de Camelias, lo que permitirá a los peatones salvar el desnivel entre Torrecedeira y esta última calle sin apenas esfuerzo.

Compartir el artículo

stats