Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alternativa a la cárcel para penados por delitos de tráfico y violencia contra la mujer

Los trabajos sociales son la principal alternativa para eludir la cárcel para los penados por delitos leves contra la seguridad vial, quebrantamientos de órdenes de alejamiento o daños.

En lo que va de año un total de 332 personas fueron condenadas a TBC en la provincia de Pontevedra. A estos casos hay que sumarles también las condenas de cárcel que fueron sustituidas por servicios comunitarios, un total de 114 según la última estadística de Instituciones Penitenciarias.

Estos mismos datos indican que los delitos más castigados con trabajos para la comunidad son los ilícitos contra la seguridad vial y la violencia de género. Así de los 332 condenados a servicios comunitarios a lo largo de este semestre, 218 lo fueron por delitos de tráfico. Detrás se sitúan otros 97 condenados por violencia machista; 14 por delitos de lesiones y otros 3 por delitos contra el patrimonio. La gran mayoría de condenados a estas penas no privativas de libertad son varones.

Compartir el artículo

stats