Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los veterinarios alertan de los efectos del estruendo en los canes: "Les genera mucho miedo"

Los efectos del ruido de los fuegos artificiales en los animales de compañía, especialmente en los perros, son del todo imprevisibles. Y sus reacciones también. Algunos optan por esconderse, otros acuden en busca de sus dueños para encontrar protección y los hay, que se escapan, como ocurrió el pasado fin de semana en las fiestas de Bouzas.

Rafael González, veterinario vigués, destaca que los fuegos artificiales "ponen muy nerviosos a los perros". "Les genera mucho miedo, porque no saben qué está pasando y se desconciertan", explica el profesional, que trabaja en una clínica de Bouzas.

El estruendo tiene más efectos en los perros que en otros animales como los gatos, e incluso les llega a provocar taquicardias. También hay algunos cánidos que sufren un pánico a petardos y fuegos artificiales que llega a ser extremo, por lo que el veterinario puede aconsejar la ingesta de un relajante para calmar al perro durante estos eventos.

Compartir el artículo

stats