24 de julio de 2019
24.07.2019

Tom Jones hace rugir a Vigo

El regreso del 'Tigre de Gales' a la ciudad no defraudó: Castrelos alcanzó el clímax con Sex Bomb

24.07.2019 | 00:44

Tom Jones, con 79 años recién cumplidos, pisó ayer Vigo por segunda vez en su vida. Tuvieron que pasar 44 años para que Sir Thomas John Woodward, cantante, actor y caballero de la Orden del Imperio británico, se subiera a un escenario vigués de nuevo, ante el delirio colectivo de varias generaciones.

"Maybe there ain't no heaven. Maybe there ain't no hell". Con su característica y grave voz, el veterano cantante galés Tom Jones entró en el escenario de Castrelos para interpretar Burning hell. Puntual, encaró con entusiasmo un concierto que comenzó a las 22.30 horas y se extendió casi hora y media entre aplausos, gritos y vivas.

Jones sacó todo el jugo que pudo a sus portentosas cuerdas vocales ante unas veinte mil personas en las gradas y dos mil quinientas sentadas en el área de entradas que asistieron anoche al espectáculo. "Gracias", dijo en inglés y castellano tras el primer tema, para encarar el segundo con referencias al soul, al gospel y a Las Vegas: Run on, que continuó con Mama.

Tras presentar Did trouble me como una de las más bonitas canciones y cuyos tintes country animaron las palmas del público, llegó Ruckus, la siguiente del repertorio.

Lo que demostró Tom Jones nada más salir a escena es que conserva buena parte de la potencia vocal y la presencia que lo convirtiero en un mito. Y eso, mientras. sonaban sus grandes éxitos, como Delilah, canción que fue número uno en media Europa en los setenta o Green Grass.

Tom Jones había dormido en la ciudad y se presentó acompañado de su banda habitual, ya sin el coro de voces negras que lo hizo célebre en otras décadas y con acordeón.

La figura escocesa que supo evolucionar del papel de crooner a estrella pop revolucionó con las luces apagadas: con un tenue rojo puso al público en pie con "Sex Bomb", todo un himno que interpretó con cadencia soul al principio, para luego desencadenar el frenesí del auditorio.

Tom Jones que se hacía llamar la "bomba sexual" -aunque en sus memorias no mencionó esa faceta y se limitó a hablar de lo feliz que era con su mujer con la que llevaba casado desde los 16 años y con la que tiene un hijo, Mark-. (Sería precisamente este quien reflotaría la carrera de Tom Jones tras la muerte de su manager). Reservó para los bises Stranger Things y Wonderful Word.

Tom Jones es uno de los cantantes de peso interncional que ha compartido escenario con grandes voces, como Tina Turner o Janis Joplin y ha vendido cerca de 100 millones de discos en todo el mundo.

Tras la pegada del 'Tigre de Gales" en Vigo, Castrelos se prepara hoy para recibir a Fangoria, una artista que también arrastra fans incondicionales y el británico Rick Astley. Luego, el 29 de julio se subirá a las tablas Roger Hodgson, seguido de 30 seconds to Mars el 1 de agosto. El menú del auditorio de Castrelos se completará con los conciertos de Furious Monkey House, Xoel López y Vetusta Morla el 2 de agosto. Estase sesiones ya emblemáticas de las fiestas de Vigo se cerrarán con David Bisbal el 8 de agosto.

Justo antes del concierto, el alcalde de Vigo, Abel Caballero, había prometido muchos años de "conciertos, música y diversión".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
FaroEduca
Comeza un ano máis o Concurso Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo nos contan como ven eles as Illas Cíes