18 de julio de 2019
18.07.2019

Un ladrón llama al cerrajero para robar en una casa de Vigo

El inquilino y el autor del delito fueron compañeros de piso de otra vivienda

18.07.2019 | 16:54
Calle Mestre Chané, en Vigo. // GM

La Policía Nacional ha detenido a un varón de 29 años de edad, de nacionalidad española y con domicilio en Vigo, por un delito de robo con fuerza y otro de estafa. El arrestado, con un plan laborioso con distintas fases de ejecución, implicó a un cerrajero que actuó de buena fe para robar en el piso de unos conocidos suyos.

Los agentes dieron comienzo a la investigación al constatar que coincidían las denuncias en el mismo día del titular de la vivienda y la de un cerrajero que realizó un servicio en un domicilio y se dio cuenta de que había ciertas irregularidades durante la fase de ejecución de su trabajo.

Al realizar una comprobación en las bases de datos, se confirmó que el detenido ya contaba con 12 antecedes por hechos similares en la base de Policía Nacional y otras 2 más en la Guardia Civil.

Un plan preparado y atrevido

A las 17.46 horas del pasado 6 de julio, se recibe una denuncia en la Comisaría de Policía Nacional en Vigo en la que el denunciante, que manifiesta que trabaja como cerrajero, advierte que un par de horas antes recibió la llamada telefónica de un varón que requirió sus servicios para la apertura de una puerta por pérdida de llaves en la calle Mestre Chané, en Vigo.

El cerrajero asegura que se desplazó a la dirección indicada, donde un varón de entre 25 a 35 años le comentó haber perdido una llave de una de las dos cerraduras que tiene la puerta, mostrándole el juego de llaves con las llaves de una de las cerraduras de la puerta y la del portal.

El cerrajero, como es habitual en estos casos, antes de abrir la puerta, le solicitó la documentación al requirente del servicio, y el solicitante del servicio le manifiestó que la documentación estaba en el interior de la vivienda; al ver el cerrajero que tenía la llave del portal y la de una de las cerraduras, decidió abrir el cerrojo.

Conocía perfectamente la vivienda

Abierto el cerrojo, el varón entró a buscar la documentación, notándose que conocía perfectamente la vivienda, también al perro que había en el interior. Tras esto, el cerrajero monta el nuevo cilindro; el varón permanece un rato en la vivienda y regresa, manifestándole al profesional que no encontraba la cartera, por lo que bajaba al coche para buscar la documentación y el dinero para pagarle.

Pasado un periodo de tiempo largo, ya no regresó a la vivienda, por lo que el cerrajero decide poner la denuncia y entregar la llave en la Comisaría, puesto que no respondía a varias llamadas efectuadas al móvil desde el que había solicitado su servicio.

Denuncia del inquilino

A las 20.14 horas del mismo día 6, se persona en la Comisaría un varón que viene a efectuar una denuncia: manifiesta que, cuando llegó su pareja a la vivienda, esta no pudo entrar en casa porque una de las cerraduras estaba cambiada.

Según le informa la vecina de una las viviendas del mismo nivel, había visto a dos hombres momentos antes, uno que trataba de abrir la puerta y taladraba una de las cerraduras y otro grueso a su lado mirando.

Cuando llega el denunciante a casa, le pide permiso a su vecina para acceder a su vivienda desde la terraza compartida, pudiendo acceder. Una vez dentro, comprueba que la casa había sido revuelta y que le faltan 800 euros, varios perfumes y otros enseres.

Relata en su denuncia que, hacía aproximadamente un mes, también le habían entrado en la vivienda, revolviendo todo y llevándose pertenencias personales y una pequeña cantidad de dinero, motivo por el que cambió una de las dos cerraduras que tenía la puerta de entrada a la vivienda.

Tras recoger esta segunda denuncia, los agentes se percatan que ambas están relacionas, y ya dan por identificado a una de las dos personas que su vecina le había comentado, porque se trataba del cerrajero que fue engañado para que le abriese la puerta al ahora detenido.

Después de entrevistarse con los dos denunciantes y con la vecina, los agentes del Grupo de UDEV-ROBOS, que son los que han llevado la investigación, van perfilando la figura del posible ladrón.
Por un lado, el morador de la vivienda recuerda que, desde hace unos tres meses, echa en falta unas llaves de casa, que cree que se le perdieron en un parque próximo al pasear el perro.

Mientras, el cerrajero y la vecina mencionan que el ahora detenido tenía unos tatuajes característicos, los cuales reconoce el inquilino de la vivienda que fue objeto de robo como de un anterior compañero de piso de otra vivienda que habían compartido. Asimismo, señala que coincidían frecuentemente en la actualidad en un parque próximo de la zona, siendo el único que conocía sus horarios.

Al mostrarle las llaves que quedaron en poder del cerrajero, el morador de la vivienda las reconoce como las que había perdido en el parque unos meses antes. Una vez identificado el ahora detenido, se monta un dispositivo para su arresto, el cual se efectúa en la tarde del día 17 de julio.

Varios antecedentes anteriores

Una vez en Comisaría, se realizó una comprobación de las bases de datos policiales, descubriéndose que el detenido contaba con 14 antecedentes policiales anteriores, siendo muchos de ellos por hechos similares al descrito. El arrestado y todo lo actuado han pasado a Juzgado de Instrucción Número 4 de Vigo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
selectividad 2018 Galicia

Toda la información sobre la selectividad

Consulta aquí toda la información sobre las pruebas de acceso a la Universidad: notas de corte, resultados y noticias


Finalizou o Concuro Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo traballaron para contar como ven eles as Illas Cíes