El presidente del Puerto de A Coruña, Enrique Losada, negó ayer públicamente su responsabilidad en las posibles irregularidades que han llevado al Tribunal de Cuentas a reclamarle a él y al jefe de Infraestructuras de la Autoridad Portuaria 213.000 euros por un contrato firmado en 2007 para las obras del puerto exterior. Tras las informaciones publicadas por este periódico, Losada ofreció ayer una rueda de prensa tras la celebración de un consejo de administración del organismo portuario. Su máximo responsable compareció ante los medios de comunicación para destacar que el contrato para la dirección de las obras de Punta Langosteira se firmó más de dos años antes de que él accediese al cargo y que solo conoció que podía ser irregular cuando el Tribunal de Cuentas se lo comunicó. "Me parece terriblemente injusto que a alguien que pasaba por allí se le atribuya esto", sentenció.

Losada, que expuso a los consejeros del Puerto su versión del caso, comparó su situación ante la decisión del órgano fiscalizar de abrir un juicio con la canción de Luis Eduardo Aute "Pasaba por aquí" y advirtió de que en el caso de que hubiera decidido rescindir el contrato, el Puerto se enfrentaría a una reclamación económica por parte de Supervisión Langosteira, la firma a la que se le adjudicó. El presidente negó que esté preocupado por la decisión del tribunal porque considera que se trata de "un tema de Perogrullo" y manifestó que no tiene "ninguna duda" sobre cuál será su desenlace.

A pesar de que evitó atribuir a su antecesor, Macario Fernández-Alonso la culpabilidad de los hechos investigados porque fue él quien firmó el contrato, Losada aseguró que el organismo que preside ha mantenido una "colaboración plena" con el Tribunal de Cuentas.