Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La moda en Príncipe se pasa al "papel"

La Feria del Libro arranca con 12 casetas y con la literatura infantil como protagonista

El edil Abel Losada, la pregonera y autora Inma López y el delegado de la Xunta Ignacio López-Chaves, ayer. // A. V.

"Las pequeñas librerías son un reducto de originalidad e irrepetibilidad que no podría existir en ningún otro sitio, son lugares que protegen lo que somos, lugares que resisten y construyen la cultura desde la base de lo que cada ciudadano quiere ser". Su particular oda al sector literario, para que el pide mayores recursos y la voluntariedad de no marcarse techos, guió el pregón de la 45º Feria del Libro de Vigo, que este año corrió a cargo de la escritora Inma López Silva, autora de obras como Maternosofía o Tinta. Su alentador discurso fue la antesala de una semana donde la literatura marcará tendencias en la calle Príncipe. Concretamente, será la explanada del Museo MARCO el emplazamiento elegido por la organización para emprender este acercamiento entre los libros y la ciudad, unión que conviene iniciarse desde ya la cuna.

Por ello, en esta edición gozará de gran protagonismo el público infantil, sin olvidar el aura feminista que envuelve esta edición. Así lo desgranaron tanto el delegado de la Xunta, Ignacio López-Chaves, el edil de Cultura, Abel Losada y la presidenta de la Federación de Libreiros de Galicia, Pilar Fernández Álvarez. "Un lector no solo es quien consume libros, hace que por sus páginas viajen sus deseos y fantasías. Así se construye un lector. Y de libros están llenos estas casetas, libros necesarios para fomentar el espíritu crítico pero también para disfrutar de un poema o una obra. Junto a ellos, se podrán disfrutar de decenas de actividades dirigidas especialmente a la infancia", explica Fernández.

En total son 12 las casetas de librerías locales y gallegas así como parte del fondo de una biblioteca las que integran están Feria del Libro, que acoge también 85 actos culturales y por la que pasarán 120 profesionales. "Las ferias son para esto, tomar las calles con nuestros libros, y demostrar que es posible soñar cosas mejores para nosotros y para nuestra cultura, representada aquí por el ámbito editorial gallego", narró Inma López.

La compostelana pero afincada en la urbe viguesa realizó un viaje biográfico por la literatura, en especial la gallega, travesía que encarna el drama de las tragicomedias. "No puede ser que ese 4% de personas que compran libros en gallego sea el techo y que no se pueda superar. Tiene que ser posible crear un negocio próspero a partir de nuestra lengua y cultura propia. Queremos un Inditex de la literatura gallega, un Pescanova de los libreros, y una feria que sea una verdadera fiesta de los libros que nos coloque en el mapa editorial del mundo, y que sepan de nuestra existencia. Que a las escritos gallegas nos pidan autógrafos como a Vargas Llosa o a Michael Crichton", reafirmó la escritora, quien aseguró que tanto ella como los ilustradores, editores y demás profesionales "seguiremos siendo quienes somos cuando los que manejan los recursos dejen de estar sentados en las sillas creadas para ellos por esa fantasía fachendosa que bien definió Vicente Risco con el personaje de 'Don Celidonio' en O porco de pé".

Inma López agradeció también a los libreros locales su pasión y mimo por la literatura, esgrimiendo que "hasta que llegué a Vigo no conocí las librerías de barrio, sentí esa proximidad cariñosa de tener un lugar con libros a donde ir los sábados por la mañana o una tarde de lluvia". "Las personas que hacemos libros tenemos un precioso deber, una responsabilidad que va más allá de nuestro oficio; nuestra presencia crítica velando porque la democracia funcione, la búsqueda de la felicidad más simple, la que llega a través de la imaginación y el pensamiento, la que se compra y se vende en librerías", concluyó.

Los primeros compradores se dejaron ver ya en la primera jornada. Obras de Ledicia Costas, Domingo Villar o Daniel Asorey, los mayores reclamos. "La literatura infantil y juvenil está en auge, y es realmente importe. Una lectura antes de dormir a los hijos ayuda a despertar su interés y a crear su propios gustos", expone Antón Pedreira, de la librería Pedreira.

Carmen y Ana - Lectoras

"Cuando terminan el colegio y por su santo siempre les regalamos un libro"

María Alonso - Escritora

"Es importante compartir la lectura con otras actividades culturales"

Compartir el artículo

stats