CIG-Saúde de la comarca de Vigo denunció ayer las condiciones precarias en las que trabajan los profesionales de los Puntos de Atención Continuada (PAC) a causa de la mala situación en que se encuentran sus vehículos. Uno de ellos sufrió un accidente estando de servicio el pasado 29 de mayo con un resultado de siniestro total y fue sustituido por otro que carece de las pertinentes luces rotativas y sirena para emergencias, por lo que "difícilmente" se puede desplazar por exigen las urgencias.