Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El final de la concesión granitera de Rande dispara el interés de la industria frigorífica

Importantes compañías de Vigo ya se posicionan para hacerse con los 34.000 m2 que ofrecen muelle de gran calado -El Puerto asume que tendrá que sacarla a concurso

El final de la concesión granitera de Rande dispara el interés de la industria frigorífica

Un amplio terreno, de ubicación estratégica y con muelle de longitud y calado más que suficiente para acoger hasta mercantes. Con estas ventajas la concesión destinado al depósito de granito de Rande que David Fernández abandonará el próximo enero se ha convertido en la novia que todos desean. Tanto es así que en el último mes, al poco de cerrarse la compra de los accesos desde la carretera a Redondela (N552) al empresario, la Autoridad Portuaria no ha parado de recibir evidencias del elevado número de pretendientes de estos 33.000 m2, todas procedentes del mismo sector: el pesquero.

El interés empresarial se ha manifestado por todas las vías, desde telefónica hasta personal, directamente al presidente. En algunas casos, con intencionalidad desmedida. Como la formulada por un alto directivo de una de las pesqueras top viguesa cuyo objetivo final no era otro que reservarse ya el terreno, para destinarla a una planta frigorífica, antes de que apareciesen otros. Pero es que a esta llamada le sucedieron otras con idéntico "ímpetu" de empresas también de renombre, según Enrique López Veiga, quien prefiere guardar absoluta discreción sobre la identidad, entre otras razones, porque ya asume que con tanto aspirante el adjudicatario saldrá de un concurso.

Nada más confirmarse que Fernández Grande desalojaría el terreno que usó durante 30 años, el presidente tenía claro que estos 32.486 m2, con 225 metros de atraque y 10 de calado, permanecerían sin actividad muy poco tiempo. Y con mayor seguridad se mostraba tras comprarle por 2,3 millones los 20.000 m2 donde obró los viales porque le permitirán ejecutar la remodelación de su intrincada entrada, la única pega de una atractiva superficie que proyecta unir con un tablero sobre el mar con la concesión de Vieirasa. Una actuación que se enmarca dentro del ambicioso plan de crear en este ámbito, sumando la explanada de propiedad portuaria en Duchess, la nueva terminal de Rande.

Aunque al Puerto le ha cogido desprevenido este disparado interés por la concesión granitera y no solo porque falten todavía seis meses antes que quede libre y el empresario saliente la devuelva a su estado original, de 1990. Al carecer de un Plan de Usos aprobado -la actual de la Delimitación de Espacios y Usos Portuarios (Deup) quedó anulada por sentencia del Tribunal Supremo- no podría otorgar en el ámbito de Rande, como en tantos otros de su jurisdicción, concesiones administrativas, solo autorizaciones y por un año. Con este carácter tan provisional de ocupación y uso, difícilmente habría empresa que se postulasen para hacer una inversión de la envergadura de un frigorífico.

"Estamos analizando en estos momentos si debemos esperar a la aprobación de una nueva Deup que ya está elaborándose o si cabe alguna posibilidad, con la anulada, de dar una concesión", expone López Veiga. De optar por la primera opción, por mucho que se acelere su trámite con la exclusión del estudio de impacto -así lo pretende Puertos del Estado con un cambio de la normativa, como avanzó FARO-, el nuevo Plan de Usos no estaría listo antes de un año, lo que obligaría al Puerto a retrasar el eventual concurso más de lo previsto. No parece preocupado. Pudo constatar en sus contactos con las empresas que tal que vez decaiga su actual avidez "pero van en serio", insiste, confiado en que sin interés seguirá intacto hasta entonces.

Compartir el artículo

stats