La Policía Local de Vigo denunció a un conductor de 51 años por varios delitos contra la seguridad vial, junto a otras infracciones. Ocurrió la medianoche del martes. Una patrulla lo sorprendió saliendo de un garaje imprudentemente y circulando de "forma negligente". Al identificarlo, vieron que iba sin el cinturón de seguridad y con síntomas de estar ebrio. Dio 0,93 en la alcoholemia. Los agentes pidieron la grúa para llevarse el vehículo y el conductor les increpó. Asimismo, con su teléfono móvil empezó a hacer fotos de los policías, que luego difundió, por lo que se le incautó el terminal y se cursó denuncia.