Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Por qué guardias judiciales de 24 horas?

El TSXG respalda que Vigo tenga este sistema y eleva la petición al Poder Judicial -Los jueces afirman en un informe que el actual turno semanal obliga a un ritmo "agotador" y "frenético"

El juzgado de guardia de Vigo está ubicado en el edificio nuevo de la calle Lalín. // Marta G. Brea

El juzgado de guardia de Vigo está ubicado en el edificio nuevo de la calle Lalín. // Marta G. Brea

Vigo ya se quedó en dos ocasiones y en el último momento sin el demandado sistema de guardias judiciales de 24 horas. El último de estos varapalos se remonta a 2011. Pero la demanda de establecer este turno rotatorio diario en sustitución del actual sistema semanal tiene ahora una nueva oportunidad. El Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) acaba de mostrar su respaldo al acta aprobada por los magistrados instructores de la ciudad olívica en la reciente junta sectorial presidida por el juez decano Germán Serrano. El Alto Tribunal gallego emitió su informe favorable a la solicitud en la Sala de Gobierno celebrada este pasado viernes. Ahora, la petición será remitida al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). A la espera de lo que decidan este órgano y el Ministerio de Justicia, lo cierto es que los jueces al cargo de los 8 tribunales de Instrucción vigueses esgrimen en su informe la batería de razones por las que Vigo debería contar con guardias de 24 horas. Todo ello con el objetivo de "humanizar" y dar mayor "eficacia" a un servicio que en la actualidad, al ser de siete días seguidos para cada juzgado, conlleva una "frenética" y "agotadora" actividad.

| 30 detenidos semanales y colaboraciones con Portugal

Las guardias duran en la actualidad siete días. El juzgado correspondiente entra un martes y el que le sigue por turno no le sustituye hasta el martes siguiente. El informe aprobado en la junta de jueces pide que la rotación sea diaria y no semanal ya que en los últimos años hubo un "extraordinario incremento de la carga de trabajo". Cada semana de guardia, concretan, hay una media de 30 detenidos que pasan a disposición judicial, a lo que se suman unos 25 juicios rápidos, la mayoría por seguridad vial. Y a eso hay que añadir, agregan, entradas y registros, levantamientos de cadáveres e "innumerables" comisiones rogatorias (peticiones de colaboración de otros juzgados), "especialmente con la vecina Portugal". La labor aumenta los días festivos y los fines de semana: al estar cerrado el Juzgado de Violencia sobre la Mujer, los arrestados por maltrato también corresponden al de guardia.

| Numerosa población en una ciudad portuaria

Otro argumento que esgrimen los magistrados es que Vigo es, "con mucha diferencia", la mayor ciudad de Galicia, con 293.642 habitantes, según el padrón municipal y el INE. Su partido judicial también lo conforman Baiona, Nigrán y Gondomar, lo que eleva la cifra a 340.000 personas. Y en verano o de forma puntual con la llegada de cruceros la población aún es mayor. Junto a ello, la olívica es una ciudad con gran tejido industrial y portuaria. Una circunstancia que influye, por ejemplo, en que los delitos de tráfico de drogas sean frecuentes.

| Juicios rápidos y ejecución de las penas impuestas

Junto a tomar declaración a detenidos y decidir sobre su situación personal, en el juzgado de guardia, a raíz de una reforma legal que ya data de 2003, se encargan también de los denominados juicios rápidos de delitos. Hay unos 25 cada semana. Eso conlleva, explican los jueces en el escrito elevado al TSXG, que en muchas ocasiones se celebre en el mismo día el juicio de conformidad -o se señala para el correspondiente juzgado de lo Penal dejando citadas a las personas que deben comparecer-. Si ya tiene lugar en la guardia la vista de conformidad, hay que dictar la sentencia, notificarla a las partes y realizar todos los requerimientos de la pena impuesta, que van desde fraccionar el pago de una multa o recoger el permiso de conducir retirado por ejemplo a un condenado por delito vial.

| Pinchazos telefónicos y registros domiciliarios

Un "dato muy significativo" del trabajo que deben asumir en el juzgado de guardia, señalan, son las solicitudes de autorizaciones de intervenciones telefónicas o de registros domiciliarios en el marco de investigaciones. "Prácticamente a diario se realizan peticiones", afirman, añadiendo que no en pocas ocasiones se plantean "bien pasada la hora" del cierre oficial del tribunal, que está fijada a las ocho de la tarde. No es extraño que en ocasiones el/la letrado/a de la Administración de Justicia (secretario judicial) deba acudir hasta altas horas de la madrugada a registros.

| Días en los que se complica la recogida de denuncias

Siete días seguidos de guardia como ahora obligan al personal del juzgado, resumen los magistrados, a una "frenética actividad" jornada tras jornada. La "supuesta hora de cierre del juzgado", las 20.00 horas, "pasa a ser una entelequia". Cuando el trabajo se acumula, advierten, la sala "se ve incapaz" de atender a ciudadanos que van a presentar denuncias, debiendo ser remitidos, dicen, a dependencias policiales o a que regresen "ya por la noche y pasada la avalancha de detenidos". Vigo y A Coruña son las únicas urbes españolas con 8 juzgados de Instrucción que aún no tienen guardias rotatorias de 24 horas.

Compartir el artículo

stats