Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La quinta marcha de Vitrasa

La mejora de la economía, la líneas al hospital o al aeropuerto y la buena climatología, claves en el aumento de la demanda

La quinta marcha de Vitrasa

La quinta marcha de Vitrasa

El transporte público sube marchas y vuelve a coger fuerza en Vigo. Tras el frenazo y marcha atrás durante la crisis económica -periodo en el que se bajaron más de 2 millones de viajeros de los autobuses urbanos- Vitrasa ve ahora como cada día que pasa sus autocares verdes van más llenos. Y es que solo en los últimos tres años ha logrado captar 1,2 millones de personas que había perdido durante la recesión económica. De los 19,2 millones de viajeros de pago (se excluyen transbordos) que contabilizó en el balance interanual en los años 2014 y 2015 (junio-mayo) ha pasado ahora en el mismo periodo a sumar casi 20,5.

Precisamente fue en el año 2014 cuando los buses de Vitrasa tocaron fondo con 19,3 millones de pasajeros (21 si se incluyen los transbordos). El techo histórico lo marcó en 2008 con 21,4 (22,8 con transbordos). Al igual que en el resto de urbes españolas, la desaceleración económica lastró el transporte público. En el caso de Vigo se tradujo en una caída de 2,1 millones de viajeros. Precisamente es la mejora de la coyuntura económica lo que -según fuentes de Vitrasa- está impulsando de nuevo la demanda en los buses urbanos.

El primer gran acelerón lo dio en 2018. Tras seis años consecutivos por debajo de la barrera de los 20 millones de viajeros anuales de pago, solo en ese ejercicio logró ganar 500.000 usuarios y volver a situarse por encima de esa cifra. El año lo cerró con 20,2 millones.

Haz click para ampliar el gráfico

La misma línea ascendente se mantiene en 2019. Según datos oficiales de la concesionaria, en los cinco primeros meses de este año utilizaron los buses públicos 8.566.358, lo que supone 195.725 más que en el mismo periodo del ejercicio anterior. O, lo que es lo mismo, cada día se están subiendo a los autocares del transporte público casi 1.300 personas más que el año pasado.

Pero no solo la mejora de la coyuntura económica está detrás de este empujón. Otros factores como la reestructuración de las líneas para dar servicio al hospital Álvaro Cunqueiro también han contribuido a aumentar la demanda de viajeros. Otro factor que ha sido clave en este avance fue la potente campaña de alumbrado de la pasada campaña navideña. Solo en el mes de diciembre de 2018, coincidiendo con ella, los autobuses de Vitrasa ganaron 100.000 usuarios, una cifra muy abultada para solo un mes. La línea del aeropuerto, por ejemplo, también está tirando muy por encima de lo habitual en paralelo al crecimiento de los viajeros de Peinador. De hecho, en los últimos años llegó a triplicar la demanda.

El 80% utiliza la PassVigo

La mayoría de los viajeros del transporte público se benefician de algún descuento a la hora de pagar. Según la concesionaria, el 79,9% de los viajeros utilizan la PassVigo (antigua Tarjeta Verde). El resto continúa abonando en metálico los 1,35 euros del billete ordinario.

Por líneas, las más utilizadas en la ciudad son la C3 (Bouzas-Encarnación); la L15 (Cabral-Samil); la L5 (Teixugueiras-Buenos Aires); la L4 (Aragón-Coia) y la C1 (Circular Centro).

Compartir el artículo

stats