Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

¿Hasta cuándo estará cerrada parte de Gran Vía?

La circulación se restringirá entre las calles Venezuela y Brasil, excepto en navidades

¿Hasta cuándo estará cerrada parte de Gran Vía?

¿Hasta cuándo estará cerrada parte de Gran Vía?

Quedan apenas unos días para que arranque uno de los proyectos más ambiciosos de la historia de Vigo. La primera parte de la gran humanización y transformación de la Gran Vía, que incluirá una rampa mecánica entre las calles María Berdiales y Venezuela, comenzará el próximo martes 18 de junio y está previsto que esté finalizada entre marzo y abril del próximo año. La magnitud de este proyecto, obviamente, obligará a reordenar el tráfico en uno de los viales con mayor afluencia de vehículos de la ciudad.

Las restricciones planteadas por el Concello se activarán el martes 25 de junio, una semana después del inicio de las obras. Se cortarán los tres carriles descendientes de Gran Vía desde Venezuela hasta la calle Brasil y el carril izquierdo en sentido ascendente, el que está más cercano al bulevar. Uno de los que permanecerá abierto se reservará para el transporte público y transportes especiales y, el del centro, para los coches que bajan. Los vehículos ordinarios que quieran subir tendrán que hacerlo por Vázquez Varela o seguir el itinerario Hernán Cortés-Simón Bolívar-Venezuela.

El Concello prevé mantener esta restricción al tráfico hasta el 15 de noviembre, cuando se reorganizarán las obras y los seis carriles vuelvan a funcionar con normalidad debido al inicio de la campaña navideña, en la que se espera un año más una gran afluencia en las calles de Vigo. Será a mediados de enero, después de las navidades podrían las restricciones a la circulación en función del avance de la obra.

Una de las principales actuaciones que incluirán estas obras es la instalación de esa rampa mecánica entre María Berdiales y Venezuela. El motivo por el que se realiza únicamente en ese tramo es porque la Xunta paralizó en un primer momento la actuación tras un informe de Patrimonio que desaconsejaba realizar obras a menos de veinte metros de edificios catalogados el Concello. El gobierno local se vio obligado a cambiar su planteamiento inicial y no actuar en la primera parte de Gran Vía. "Pero ganaremos a Feijóo en los tribunales y haremos también ese tramo entre Urzáiz y María Berdiales", aseguró ayer el alcalde, Abel Caballero. Las obras que arrancan el próximo martes, que serán financiadas íntegramente con fondos europeos, tienen un presupuesto de más de cinco millones.

La idea es poder actuar en la totalidad de la Gran Vía y que, después de este primer tramo, también haya en un futuro una pasarela entre Plaza España y Plaza América. El proyecto pretende reforzar la seguridad de los peatones colocando los pasos de cebra en zonas centrales e instalando dispositivos luminosos en las aceras para advertir del cambio del semáforo. Se habilitarán también varios espacios de descanso.

Compartir el artículo

stats