21 de mayo de 2019
21.05.2019

El tranvía aflora nostalgias en Coia

El nuevo símbolo de la ciudad emplazado en la Avenida de Castelao genera curiosidad entre los vigueses, que acuden a descubrir las similitudes con los que usaban antaño

21.05.2019 | 00:45
Visitas de los vecinos al tranvía en Coia. // Alba Villar

El barrio de Coia presume desde este fin de semana de un nuevo punto de encuentro para sus vecinos, un antiguo tranvía restaurado que evoca a los más mayores recuerdos de tiempos pasados en los que viajaban hasta Baiona o en los que viajaban "gratis" subidos a los topes externos de los trenes. El interior del vehículo podrá ser visitado hasta este viernes en la Avenida de Castelao y a partir de entonces permanecerá en el mismo lugar, aunque con las puertas selladas.

Prácticamente un año después de su llegada a la ciudad procedente de un coleccionista particular de Zaragoza, un antiguo tranvía restaurado luce en la Avenida de Castelao, a escasos metros de la Plaza de América, en un homenaje de Vitrasa a este medio de transporte.

El vehículo, restaurado en seis meses ha sido un completo éxito entre los vecinos, que desde las 11 de la mañana de ayer lo visitaron para descubrir las similitudes y diferencias con los que ellos usaban. Reunidos en corrillos, los curiosos, sobre todo jubilados, rememoraron la época en la que se "colaban" sin pagar las tres perras que costaba el billete. Lo hacían enganchados a los topes exteriores y a las cadenas.

"Me habría gustado más que fuese un tren de Vigo porque eran más grandes y tenían detalles que este no tiene, con barras en las puertas y una central para agarrarse porque iban atestados", explica Manuel Pérez, que agradece el gesto para "recordar" aquellos tiempos. "Para mí no representa a los tranvías de Vigo para nada y la línea de Peniche existía, pero no era la 18", añade Jesús Mouronte, que lo ve "mucho más moderno".

"Los nuestros no tenían asientos tapizados, eran de madera. Yo vivía en el Arenal y lo usaba mucho, sobre todo para ir a Baiona, fue una pena porque hoy en día lo usaría mucha gente como atracción turística", remarca Benigno Moreira.

El hecho de que se trate de un modelo traído de Lisboa es lo que despierta más críticas pero alrededor del vagón las conversaciones se tiñen de nostalgia, recordando los tiempos en los que el ruido de los tranvías dominaba la ciudad. "Nuestra juerga de entonces, de chavales, era viajar subidos a los topes, era un espectáculo y una gozada verlos llenos de gente cuando jugaba el Celta en Balaídos", rememora Javier Piñeiro. "Aunque no sea vigués, es representativo de lo que vivimos, nos hace ilusión verlo aquí, esto es historia viva", dice.

"Yo recuerdo que en la Puerta del Sol murió un chavalito que se quiso subir en marcha y también otro en Cabral", dijo José Otero, que matiza que el número 50 original "era mucho más grande que este".

"Está muy bien que lo pongan aquí porque es donde estaban las cocheras, yo anduve colgado en los tranvías también", manifiesta Antonio Reyes, que vive enfrente del tranvía y que fotografió desde su ventana su llegada, este domingo, a la Avenida de Castelao.

"La pena es que los chavales lo van a pintar todo", auguran Raúl Villanueva y Julia González, que recuerdan que el año que se casaron, en 1968, fue el último del tranvía en Vigo. "Este modelo sí que anduvo en Vigo , lo que pasa es que tal vez fue en los años 20", indican.

Se subían, sobre todo, para ir a Baiona, la línea más añorada por todos los vigueses de cierta edad. "Me acuerdo que cuando venía el inspector nos tirábamos en marcha. Íbamos en los topes porque no teníamos las tres perras que costaba el billete. Y si te caías, te levantabas y a volver a remendar el pantalón", bromea Eleuterio Iglesias.

"Había nueve modelos distintos de tranvía y aunque hay mucha gente que dice que es totalmente distinto, otros sí que afirman que se asemeja. Aquí había un modelo más largo, con los asientos de madera y de rejilla y el arenero lo llevaban delante para frenar", explica Iván Arcos, el encargado de atender a los visitantes hasta este viernes, en el que permanecerá abierto de 11 a 14:00 y de 17:00 a 20:00 horas. A partir de entonces está previsto que cierre sus puertas pero permanecerá en el mismo lugar, convertido en un nuevo emblema del barrio de Coia.



Javier Piñeiro - Vecino

"Cuando jugaba el Celta llegaban a la Florida los tranvías llenos de gente"




José Otero - Vecino

"En la Puerta del Sol y Cabral murieron dos chavales que quisieron subir en plena marcha"




Benigno Moreira - Vecino

"Yo usé mucho el tranvía de rapaz, sobre todo el de Baiona, que fue una pena"




Eleuterio Garcia - Vecino

"Cuando no tenías las tres perras que costaba el billete te colgabas en el tope"




Raúl Villanueva y Julia - Vecinos

"Si estaba lleno había que agarrarse en las barras, y para bajar saltábamos en marcha"




Antonio Reyes - vecino

"Lo de que pongan el tranvía aquí está bien porque aquí estaban las cocheras"

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Festa da Coca


El Corpus en Redondela: devoción y tradición

Danzas ancestrales, alfombras florales y mitos que se pierden en el tiempo son los ingredientes de la Festa da Coca

selectividad 2018 Galicia

Toda la información sobre la selectividad

Consulta aquí toda la información sobre las pruebas de acceso a la Universidad: notas de corte, resultados y noticias


Finalizou o Concuro Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo traballaron para contar como ven eles as Illas Cíes