Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Portugal inicia la ampliación de Sá Carneiro para llegar hasta 20 millones de pasajeros

Vinci, el gestor privado del aeropuerto, invierte 15 millones para aumentar la capacidad de la pista de 20 a 32 aviones por hora - Prevé otro hito este año: 13 millones de viajeros

Un avión de la aerolínea TAP, en el aeropuerto de Sá Carneiro. // FdV

El aeropuerto de Oporto, principal competidor del de Peinador y por el que se fugan anualmente cientos de miles de viajeros del sur de Galicia, pone su techo en las nubes. Lleva una década y media pulverizando sus registros de pasajeros casi año a año y, lejos de frenarse, seguirá esprintando por mucho tiempo. Esa es la intención del grupo privado Vinci, dueño de ANA (la AENA Portuguesa). El gestor aeroportuario privado anunció ya en 2017 más ayudas millonarias a las aerolíneas a través de un "nuevo sistema de incentivos". Ahora acaba de dar un nuevo paso adelante con 15 millones de euros para Sá Carneiro pueda ampliar su capacidad máxima hasta los 20 millones de viajeros. Actualmente ronda los 15, pero solo este año prevé que la terminal cierre el ejercicio con una nueva marca histórica de 13.

Las obras, que ya están en marcha, fueron anunciadas por el presidente ejecutivo de ANA, Thierry Ligonnière, durante un acto en el aeropuerto en el que participaron varios responsables de la Región Norte, entre ellos, el alcalde de Oporto, Rui Moreira, o el ministro de Infraestructuras, Pedro Nuno Santos. Se trata de una serie de trabajos en la pista con los que pretenden agilizar el ya elevado tráfico aéreo en la terminal portuense y permitir que puedan aterrizar y despegar más aviones que hasta ahora. Para ello, se creará una calle de rodadura de salida rápida para que sea utilizada por las aeronaves cuando tomen tierra en Sá Carneiro. Pero además, se habilitarán entradas múltiples a la pista principal con el objetivo de agilizar también el despegue de aviones.

Según cifró el responsable del gestor aeroportuario luso, la capacidad de la pista aumentará con estos trabajos en un 60%. O, lo que es lo mismo, cada 60 minutos podrán operar en Sá Carneiro 32 aviones frente a los 20 que lo pueden hacer actualmente.

Aunque el grupo Vinci aseguró que estas mejoras permitirán aumentar la capacidad de Sá Carneiro hasta los 20 millones de pasajeros anuales y que, por lo tanto, podrán suponer un aumento "teórico" del número de viajeros en la terminal, no prevén que sea algo inminente. Pero lo cierto es que las obras ya están en marcha y, según apuntaron los responsables del sistema aeroportuario luso, la previsión es que estén concluidas en abril de 2020, dentro de solo un año. Las obras -garantizan- se están desarrollando en horario nocturno para que afecten lo menos posible al tráfico aéreo actual.

El ministro de Infraestructuras portugués, Pedro Nuno Santos, subrayó la importancia de Sá Carneiro para el desarrollo del norte del país. "Si algo caracteriza a la Región Norte es la capacidad de ser emprendedora y proactiva", subrayó.

Plan a 40 años vista

Pero esta mejora para multiplicar la capacidad de la pista de Sá Carneiro no es más que un paso a corto plazo. El presidente ejecutivo de ANA avanzó que hasta 2062, es decir, por lo menos en las próximas cuatro décadas, hay otras fases de crecimiento planeadas para el aeropuerto.

Solo en los últimos diez años la terminal portuense ganó más de 7 millones de viajeros. En 2009 apenas sumaba 4,5. El año pasado cerró con casi 12. En 2019 todo apunta a que alcanzará los 13. Según los responsables de la termina lusa, más de un millón anual son gallegos del área de Vigo (sobre el 10% del total). Peinador mueve poco más de un millón de viajeros al año y, aunque su ampliación preveía dotarlo de una capacidad de 4, finalmente los recortes introducidos lo dejaron en 2.

Compartir el artículo

stats