Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Náutico refuerza sus instalaciones con un nuevo espacio para negocios y más amarres

Recupera una zona de 300 m2 en su planta baja, hasta ahora sin uso, para hostelería y una firma de náutica deportiva - Invertirá 30.000 euros en ganar 16 nuevas plazas para barcos en As Avenidas

El espacio de la planta baja de la sede de As Avenidas que el club recuperará y alquilará. // Marta G. Brea

Desde hace años uno de los mayores retos que encaran los clubs deportivos y culturales de la ciudad -igual que los del resto del país- es adaptar su actividad a la demanda del siglo XXI. Muy poco tiene que ver la sociedad viguesa de hace tres décadas, cuando entidades como el Náutico y el Mercantil sumaban decenas de miles de afiliados, con la actual. Tampoco la oferta de ocio y deporte que encuentran los vecinos en Vigo. Conscientes de esa situación, el Club Náutico lleva años intentando diversificar sus fuentes de ingresos. Aunque desde su directiva -presidida por Rafael Tapias- pelean para mantener el nivel de afiliados, uno de sus grandes empeños ha sido que las finanzas de la entidad no dependan única y exclusivamente de las cuotas de los abonados. Para lograrlo han reforzado la capacidad de su puerto deportivo y servicios como el gimnasio o la piscina de As Avenidas.

En gran parte esa es la clave de que, tras unos años de apuros económicos que incluso llevaron al club a acogerse al concurso de acreedores, el Náutico cerrase 2017 con un superávit de 54.000 euros. A la espera de que se auditen de forma definitiva las cuentas, la previsión de la directiva hace un año pasaba por consolidar la deriva positiva en 2018 con un resultado positivo de cerca de 82.000 euros.

Ahora el Náutico tiene sobre la mesa un programa de inversiones para ahondar en esa vía. El club ha arrancado trabajos en su propia sede de As Avenidas para sacar provecho de un espacio de 300 metros cuadrados (m2) situado en su planta baja que hasta ahora permanecía inutilizado. Las obras exigirán una inversión que ronda los 60.000 euros, pero permitirán al club ganar una superficie en un enclave privilegiado del casco urbano. Desde la dirección avanzan que el local se alquilará a un negocio de náutica deportiva y otro de hostelería. En concreto, precisan que permitirá ampliar la taberna.

La recuperación de un espacio que llevaba años sin utilizar en plena sede no es el único proyecto que tiene sobre la mesa la directiva del Náutico. Su presidente explica que el club está a punto de ampliar la capacidad de su puerto deportivo de As Avenidas, uno de los grandes motores económicos de la sociedad. De los casi 900.000 euros que ingresó el club en 2016 a través de ventas y actividad mercantil, algo más de 500.000, casi el 60%, procedían de la comercialización de dársenas o venta de productos para usuarios.

El Náutico prevé invertir cerca de 30.000 euros en la creación de 16 nuevas plazas de amarre para embarcaciones de entre 12 y 14 metros de eslora en As Avenidas. La obra no será compleja, pero reforzará la capacidad de la dársena de cara al verano para hacer frente al intenso volumen de tránsitos -embarcaciones de paso que solicitan pasar un período limitado en el pantalán- registrado por el club de As Avenidas. El proyecto coincide además con un repunte de demanda. Según apuntan desde la junta directiva, el club tiene una pequeña lista de espera con dueños de embarcaciones que quieren tener una plaza fija.

El Náutico lleva tiempo modernizando su puerto deportivo. A finales de 2017 el club destinó 120.000 euros a ganar una decena y media de plazas, partida a la que se sumó otra de 100.000 para comunicar sus amarres tras el precinto que estableció el juzgado a raíz del accidente de O Marisquiño.

Compartir el artículo

stats