El área sanitaria de Vigo vuelve a quedarse lejos del objetivo del Sergas de que el 65% de los mayores d e65 se vacunen contra la gripe para evitar el contagio o reducir sus efectos en una población más vulnerable. Aunque lo han hecho casi dos mil personas más, el envejecimiento de la población hace que la cobertura sea prácticamente la misma que el año pasado. Se queda en el 54,64% -frente al 54%- y se mantiene como el farolillo rojo en Galicia -con una media del 59%-.

Frente a los 66.426 mayores de 65 años que han seguido la recomendación de vacunarse, otros 56.304 no lo han hecho. A los centros de salud, donde se junta el grueso de la vacunación, acudieron 61.469 de ellos -el resto lo hicieron en centros privados, residencias u hospitales-.