15 de abril de 2019
15.04.2019

Capitanía aboga por controlar al máximo el fondeo en Cíes con autorizaciones revisables cada 24 horas

Asume las sospechas del Puerto sobre el uso interesado de estas aguas por mercantes en ruta o en espera de carga

15.04.2019 | 02:28
Barcos fondeados de Cíes vistos desde la playa de Patos, en un día de temporal // R. Grobas

Las triquiñuelas en el fondeadero de Cíes podrían acabar muy pronto. Capitanía Marítima ha recogido con fuerza el guante lanzado por la Autoridad Portuaria cuando anunció, como avanzó FARO, la investigación sobre el uso interesado de estas aguas por parte de mercantes en ruta hacia otros puertos, en particular hacia Leixões (Portugal). De su contundente reacción, la administración responsable de regular la navegación por las rías de Vigo y Pontevedra también sospecha de capitanes que se escudan en el mal tiempo para permanecer frente a Rodas a la espera de que mejore la climatología en su terminal de destino o de la orden de la naviera con el próximo itinerario. Con el objetivo de acabar con estas engañosas maniobras, Capitanía plantean un endurecimiento de los requisitos para autorizar la entrada en este fondeadero que va desde la concreción de la intensidad del temporal que la justificaría hasta la revisión del permiso cada 24 horas. Si mejorada la meteorología el barco persiste en seguir allí, plantean derivarlo al interior del estuario y que pague tasas.

La propuesta del departamento que dirige Juan José Escolar supera las pretensiones iniciales del presidente de la Autoridad Portuaria aunque Enrique López Veiga la asumirá casi por completo al confirmar la necesidad de poner coto al "coladero" en el que se ha convertido, en particular, el fondeadero de Cíes. Tanto es así que la mayoría de las medidas sugeridas desde la oficina con sede en la Estación Marítima figuran ya integradas en la primera versión de la "Instrucción complementaria relativa al fondeo en el Puerto" que se presentó en el último Consejo de Administración. Para cerrar el documento definitivo solo falta completar su revisión por parte de los servicios jurídicos de Praza da Estrela.

Al inicio del todavía borrador se pone el acento en la proximidad del fondeo de Cíes al Parque Nacional de las Islas Atlánticas para justificar que "cualquier operación realizada en sus cercanías ha de ser objeto de especial atención". Porque el riesgo potencial que entraña todo buque, incide, "aumenta en caso de mal tiempo, cuando es mayor la demanda de abrigo por parte de barcos en tránsito con destino a puertos distinto del de Vigo", expone.

Por estas razones, basándose en las recomendaciones de Capitanía para autorizar el uso del fondeadero de la isla para arribadas en mal tiempo, los temporales deberán soplar vientos de fuerza 8 o superior o azotar el mar con alturas significativas de olas mayores a seis metros. "Si no se dan estas circunstancias no se autorizará", reza el texto expuestos a los consejeros.

Sobre esto se redacta otro apartado que atacaría justo a uno de esos pretextos de conveniencia que los oficiales emplean cuando comunican al centro de control del tráfico de Sasemar la parada frente a Rodas: "El hecho de estar cerrado el puerto de destino, si no se dan las condiciones adversas anteriores, no se considerará suficiente para dar abrigo en este fondeadero".

"Como máximo"

Sin embargo, aun cumpliendo los requisitos para obtener la autorización siempre se concedería con una vigencia de 24 horas "como máximo". "Los buques tendrán que abandonar este fondeadero cuando cesen las causas que permitieron su autorización", señala en referencia a la intensidad del vendaval). ¿Cómo se actuaría ante capitanes que desoigan la instrucción y continúen en Cíes pese a amainar el temporal? A falta de definir las posibles vías jurídicas que permitirían forzar su salida de la isla se contemplan varias opciones, como el ofrecimiento de echar el ancla en uno de los puntos reservados para esta finalidad en el interior de la ría.

Al contrario de la gratuidad tolerada en las aguas del archipiélago por su catalogación en Zona II, las localizadas frente el municipio de Moaña figuran en la Zona 1, de servicio portuario. Por tanto, de aceptar los buques este fondeadero como alternativa, la Autoridad Portuaria tendría vía libre para pasarle el recibo de tasas. Y lo que se propone el presidente López Veiga aprovechando esta instrucción complementaria "es que paguen a partir del primer día".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

CONTENIDO PATROCINADO


Seat Tarraco, Hermano MAYOR

Un vehículo diseñado para los conductores que necesitan la versatilidad de un cinco o un siete plazas

selectividad 2018 Galicia

Toda la información sobre la selectividad

Consulta aquí toda la información sobre las pruebas de acceso a la Universidad: notas de corte, resultados y noticias


Finalizou o Concuro Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo traballaron para contar como ven eles as Illas Cíes