14 de abril de 2019
14.04.2019

Elena Espinosa: "El proyecto de Caballero es ilusionante para cualquiera que ame Vigo y le guste la política"

Espinosa señala el "ostracismo" en el que estaba sumida la ciudad hasta la llegada de los socialistas y tacha al gobierno de Feijóo, y no al PP local, como "la mayor oposición"

14.04.2019 | 03:36
Espinosa, junto a la escultura de Manuel Castro, en Príncipe. // M. G. Brea

Gran conocedora de Vigo y su industria, Elena Espinosa regresa a la política tras casi siete años en la empresa privada y lo hace tras la llamada del alcalde para encabezar, junto a Carmela Silva, la candidatura de Abel Caballero a las elecciones municipales del 26-M. Una llamada a la que no dudó en responder con un "rotundo" sí. "Es un proyecto al que nadie puede decir que no", reconocía Espinosa. ¿Qué concejalía ostentaría? Su experiencia como ministra de Agricultura y Medio Rural y la marcha de la concejala Chus Lago la acerca a Medio Ambiente, pero se muestra comedida. "Estoy a disposición del alcalde, sacará lo mejor de nosotros", asegura la exministra.

-Después de tanto tiempo apartada del mundo de la política, ¿qué le sedujo del proyecto de Abel Caballero en Vigo para regresar?

-El proyecto de Abel Caballero es un proyecto muy ilusionante para cualquier persona a la que le guste la política y además ame la ciudad de Vigo. Es un proyecto al que nadie puede decir que no.

-¿Cuándo se iniciaron estas conversaciones? ¿Lo había intentado ya antes de las anteriores elecciones municipales?

-Surgieron de una manera muy natural. Me llamó pocas horas antes de que se hiciera público y no dudé ni un solo momento en responderle. Le dije un sí rotundo siempre y cuando él considerase que podía aportar algo a esta ciudad y algo a su proyecto.

-¿Por qué ahora y no hace cuatro años?

-Creo que mi experiencia, y no es que pretenda presumir de ella, puede enriquecer en estos momentos el proyecto que Abel Caballero tiene en Vigo. Yo tengo un recorrido profesional y político en esta ciudad que puede contribuir a la gran ciudad que queremos hacer para el siglo XXI. Yo empecé a trabajar de una manera más profesional en la zona de Urgente Reindustrialización de Vigo y por lo tanto me tocó generar empleo en esta ciudad y su comarca para recolocar a todos los trabajadores que estaban excedentes en el sector naval tras la reconversión que tuvimos que sufrir. He tenido la oportunidad de ser presidenta del Puerto de Vigo durante más de ocho años donde uno puede palpar lo que es la economía de esta ciudad y los sectores que la hacen fuerte. Tuve el privilegio de ser ministra del Gobierno de España? Si cogemos todos estos elementos, que tienen una conexión muy fuerte, creo que debo devolver algo a la vida pública de lo que me ha dado a mí con anterioridad.

-Lo cierto es que la relación con Caballero es muy buena desde hace muchos años.

-Abel Caballero fue mi profesor y fue uno de los mejores que he tenido. Cuando uno está estudiando acaba calificando a los profesores de buenos o malos, y con el paso de los años, cuando miras con carácter retroactivo, se acuerda del nombre y apellidos de muy pocos maestros. Creo que el nombre de Abel Caballero lo recuerdan prácticamente todos sus alumnos porque era un profesor que tenía algo innato y aplicaba una metodología muy diferente a la que empleaban otros profesores en la Universidad.

-Si la llamada de Abel Caballero de la que antes hablaba hubiese sido de Pedro Sánchez de cara a las generales, ¿la habría aceptado?

-Esas cosas al final solo se saben cuando suceden y no me lo he cuestionado, pero como le decía no tardé ni medio segundo en aceptar el ofrecimiento de Abel Caballero.

-La ciudad es muy diferente a como era hace 10 o 15 años. ¿Cuáles destaca como los principales cambios que se han impulsado desde el gobierno socialista vigués?

-Creo que en la ciudad de Vigo debemos hacer dos grandes diferenciaciones desde que Caballero está como alcalde. Por un lado el apartado de infraestructuras y obras que se han desbloqueado en los últimos años, también gracias a la presencia de Pedro Sánchez al frente del Gobierno central, y que hacen de Vigo una ciudad más amable y accesible. Tenemos también todo el esfuerzo que se ha hecho en servicios sociales. Pero hay que fijarse en una parte más inmaterial que es mucho más importante. Lo anterior quizás lo podría haber hecho alguna persona más, pero la parte inmaterial es devolverle el orgullo a esta ciudad. Una urbe que estaba casi en el ostracismo y que gracias a Abel Caballero es una envidia sana de la mayor parte de los ayuntamientos de España y donde todos los vigueses nos sentimos más orgullosos.

-¿Cuál es la concejalía en la que mejor podría encajar?

-Yo estoy a disposición del alcalde. Primero tenemos que ganar, de lo que no tengo ninguna duda, pero lógicamente estoy a su disposición para lo que considere que puedo aportar. No tengo ninguna preferencia, pero sé que él conoce a todo su equipo y va a sacar lo mejor que le podemos ofrecer todos nosotros.

-En vista del último resultado electoral, ¿cuál es el objetivo o desafío del PSOE vigués, ganar o superar los 17 concejales actuales?

-No los voy a ordenar, pero queremos ganar, vamos a ganar y queremos sumar más. Desde luego tenemos que ser conscientes que los resultados actuales ya son espectaculares, pero queremos sumar más.

-Usted fue ministra del Gobierno central. ¿Qué puede aportar de esa experiencia en Vigo?

-Confío en que ganemos las elecciones generales porque yo conozco personalmente a la mayor parte del actual Gobierno. Por poner algún ejemplo, he sido compañera en el Consejo de Ministros de la actual vicepresidenta, la ministra de Transición Ecológica estuvo en mi equipo antaño? Esos interlocutores directos nos deben ayudar al proyecto que queremos hacer aquí. Además, el hecho de conocer la Administración central y saber cómo funciona puede ser positivo para realizar convenios. También hay que fijarse en el Parlamento Europeo de Bruselas, un lugar complejo en el que también he trabajado y que puede impactar mucho en la ciudad.

-¿Cómo ve la situación de la oposición en Vigo?

-Somos demócratas y tenemos que admitir la diversidad política, pero nuestro esfuerzo debe ser el de transmitir a todos los vigueses el gran esfuerzo que se ha hecho a todos los niveles en la ciudad. Si cogemos estadísticas vemos que Vigo es la ciudad que más gasta en servicios básicos, y eso significa que no solo se hacen cosas, sino que se mantienen. Tenemos que volver a ilusionar a la gente para que Vigo sea una ciudad brillante y de lujo en el siglo XXI. La oposición es necesaria dentro de nuestra democracia. Si nos ceñimos al PP de Vigo, prácticamente su oposición no ha existido. La oposición al proyecto de Vigo de Abel Caballero ha sido de Núñez Feijóo.

-Las encuestas le dan bastantes a escaños a VOX en el Parlamento. ¿Cómo afronta su irrupción?

-Los fenómenos extremos surgen en determinadas etapas históricas y este no es un fenómeno aislado de España ni de Europa. Tenemos que hacer entender a la sociedad que el peligro no es VOX individual, sino que puede unirse a otras fuerzas de derechas y puede acabar con un proyecto que estaba encabezando Pedro Sánchez y yo creo que la gente tiene que pensar si está dispuesta a perder lo que se ha ganado en tantos años en temas como educación, sanidad o libertad. Eso es lo que está en juego.

-Uno de los problemas que tiene Vigo es la falta de suelo industrial. ¿Cuál puede ser la solución para la industria de la ciudad?

-Es un tema que seguro que se tendrá muy en cuenta cuando se elabore el programa municipal porque tenemos que dar respuesta a las necesidades que tiene la industria. Porque Vigo es industria, tal y como ha dicho en repetidas ocasiones el alcalde. Es difícil, porque todos sabemos que la Xunta de Galicia ha puesto trabas y dificultades y en algunos casos hay que hacer un esfuerzo superior para buscar elementos legales para disponer de suelo industrial para que las empresas se pueden instalar aquí. Cuando uno habla con las diferentes firmas y compañías, antes buscaban exclusivamente el suelo, cercanía a un puerto o aeropuerto. Hoy también buscan ciudades cómodas para vivir y cada vez se exige más, y por suerte eso lo tenemos. Yo espero que la Xunta de Galicia se de cuenta de que no puede seguir haciéndole daño a la ciudad..

-¿Se atreve a hacer una quiniela con los resultados locales?

-Prefiero disfrutar con el recuento de votos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

CONTENIDO PATROCINADO


Seat Tarraco, Hermano MAYOR

Un vehículo diseñado para los conductores que necesitan la versatilidad de un cinco o un siete plazas

selectividad 2018 Galicia

Toda la información sobre la selectividad

Consulta aquí toda la información sobre las pruebas de acceso a la Universidad: notas de corte, resultados y noticias


Finalizou o Concuro Illas Cíes no que os nenos e nenas de Vigo traballaron para contar como ven eles as Illas Cíes